Opinión

Profundos declives institucionales con realidades evidentes

Se trata de observaciones realizadas en nuestra reciente Historia, sobre todo, cuando aludimos a una fecha clave, como, por ejemplo, desde la Transición (1975), de la cual, probablemente la mayor parte de los lectores aún guardarán en la memoria algunos episodios sucedidos, pero pocos del calibre del recientemente presenciado en el Congreso respecto a la corrupción.
Jesús A. Rodríguez Morilla. Doctor en Derecho
photo_camera Jesús A. Rodríguez Morilla. Doctor en Derecho

Se trata de observaciones realizadas en nuestra reciente Historia, sobre todo, cuando aludimos a una fecha clave, como, por ejemplo, desde la Transición (1975), de la cual, probablemente la mayor parte de los lectores aún guardarán en la memoria algunos episodios sucedidos, pero pocos del calibre del recientemente presenciado en el Congreso respecto a la corrupción.

Asistí atónito días atrás al “kafkiano espectáculo” que protagonizaron el pasado miércoles PSOE y PP en la sesión de control, acusándose de corrupciones, sin similar parangón, pues hacía relativamente escaso tiempo, había escrito en marzo 2023, un artículo sobre …. Un país que arde en corrupción.

Era tal la dureza contemplada en el Hemiciclo que, en algún momento, supuse que Sus Señorías, llegado el momento de manera metafórica, no cabía otra, comenzarían a “rasgarse sus vestiduras”, como señal o sinónimo de “escandalizarse” por sus actos, atendiendo a la acepción de la RAE.

También, metafóricamente escribiendo, resultaba claro, que no cabía esperar del uso por S.S. del cilicio y las cenizas, estas últimas usadas y esparcidas sobre uno mismo en tiempos del Antiguo Testamento como símbolo de degradación.

Según “Got Questions”, el cilicio era un material áspero generalmente hecho de pelo de cabra negra, haciéndolo algo incomodo de llevar. Las cenizas significaban desolación y ruina.

El último “rifirrafe” en el Congreso sobre la corrupción igualmente trajo a mi memoria ese particular lenguaje de un autor contemporáneo, D. Ramón María del Valle Inclán, dramaturgo y novelista gallego, que formó parte de la corriente literaria del modernismo.

Se le considera uno de los autores clave de la literatura española del siglo XX, que satirizó amargamente la sociedad española de su época, el cual escribía en su obra "Luces de Bohemia", que en España "el mérito no se premia, se premia robar y ser sinvergüenza, en España se premia todo lo malo".

Llama la atención la contundencia de las afirmaciones descritas y la proximidad de los caracteres de sus personajes reflejados en la bohemia madrileña de aquel entonces, con la actual suma de culturas oficialistas, situación social y política que hacen una España que navegue en este sentido hace años a la deriva.

La situación política de España, junto a la sociedad actual, es altamente compleja y presenta numerosos desafíos, existiendo casi permanentemente, tensiones y discrepancias significativas dentro del panorama político, enfrentándose a dificultades para abordar eficazmente problemas clave.

Gobierne quien gobierne existe falta de consenso y coordinación entre los diferentes actores políticos, propiciando que la gobernabilidad se vea afectada por una serie de obstáculos y controversias.

Ya en la época Romana la antigua Hispania desde su romanización, no pudo sustraerse a esa “atracción fácil de acercarse a lo ajeno”.

Por otra parte, España ha tenido demasiadas e importantes situaciones financiero-políticas irregulares en estos últimos años, recordando:

La Expo 92, celebrada en Sevilla, fue cuna mullida de corrupción y malversación de fondos, produciéndose numerosos contratos inflados, sobornos y desvío de fondos públicos para beneficio personal o de grupos políticos.

El proyecto del AVE que fue una empresa costosa y polémica, surgiendo acusaciones de malversación de fondos, sobrecostes y falta de transparencia en la gestión de mismo.

Escándalos financieros en partidos políticos y rescates bancarios durante la crisis económica que afectaron a España en la década de 2000, interviniendo el Gobierno para rescatar a varios bancos que estaban al borde de la quiebra.

Crisis política en Cataluña:  ha sido una fuente constante de controversia, a través de los intentos de independencia, generando tensiones políticas y financieras significativas, incluidas protestas masivas, represión gubernamental y un clima de incertidumbre que ha afectado a la economía de la región y del país en su conjunto.

Finalmente, en el sector de la construcción, la influencia de los “modificados de obras públicas” en la corrupción en España ha sido igualmente significativa.

Consisten, en los cambios realizados en los proyectos, no siempre justificados, una vez que las obras han comenzado, pueden ser utilizados de manera corrupta para desviar fondos públicos, favorecer a contratistas afines o inflar los precios para beneficiar a ciertos individuos o empresas. Esto no solo tiene un impacto económico negativo, sino que también erosiona la confianza pública en las instituciones gubernamentales y obstaculiza el desarrollo y la calidad de la infraestructura.

En tal sentido en el año 2017, ya criticaba el Colegio de Geólogos la falta de transparencia en los sobrecostes en obras públicas en España, motivada por la falta de planificación y desconocimiento del subsuelo, solicitando repensar los procesos de adjudicaciones de las Obras Públicas.

Otros comentarios fueron publicados por los Medios: LIBRE MERCADO y DIARIO 16 PLUS en 2017 y 2019 respectivamente, referenciando el primero ¿por qué la obra pública en España es un nido de corrupción, falta de transparencia y arbitrariedad política?, así como el segundo titulaba: Los sobrecostes de obra pública en España dejan un agujero de 48.000 millones de euros. Pocos euros me parecen. Otras fuentes los cifraba alrededor de los 150.000 millones, difíciles de confirmar, debido a que no recuerdo, la CNMC volviese a publicar más cifras. No me extraña

Dichas razones, entre otras, me indujeron a redactar durante cinco años la Tesis Doctoral, titulada: "EL MODIFICADO DE OBRA EN LA CONTRATACIÓN PÚBLICA", cuya defensa realizaba en 2015, en la aurora de mi vida profesional, en la Universidad Complutense de Madrid.

Significar que, según la Biblioteca de la Universidad Complutense, hasta la fecha ha alcanzado: 3.367 accesos y 4.932 descargas de un ejemplar que supera las 800 páginas a doble cara, por 50 países, a cuya cabeza se encuentran España, Perú y EEUU.

Finamente, créanme, esta España carece de “repuestos políticos” a medio plazo, ya lo vienen comprobando...