Opinión

25 aniversario del Parque Cultural de San Juan de la Peña

Hace 25 años, un 10 de junio de 1998, asistimos al nacimiento de lo que se denominó como el “Parque Cultural San Juan de la Peña”...

Hace 25 años, un 10 de junio de 1998, asistimos al nacimiento de lo que se denominó como el “Parque Cultural San Juan de la Peña”, con el proyecto y objetivo, entre otros, de dar protección y desarrollo a un territorio de excepcional historia y patrimonio cultural y natural, todo ello en torno a uno de los sitios históricamente mas emblemáticos y bellos ligados a los orígenes del Reino de Aragón, el conjunto monástico de San Juan de la Peña, que desde su singular ubicación mira de frente a los Pirineos en un entorno de gran belleza al pie del Camino de Santiago Aragonés, formando un perfecto binomio de historia y naturaleza en nuestro territorio aragonés, donde podemos decir con total rotundidad que la historia se transforma en belleza, arte y cultura en un lugar situado entre la Canal de Berdún y las Sierras Exteriores, limitado por el río Aragón y el embalse de La Peña, que incluye seis municipios y 28 núcleos, siendo actualmente el único Parque Cultural de La Jacetania, que comprende los municipios de Bailo, Jaca, Las Peñas de Riglos, Santa Cilia y Santa Cruz de la Serós.

Intentando decirlo de la manera más concentrada y clara, los objetivos de un Parque Cultural son la protección, conservación y difusión del patrimonio cultural y rural y, en su caso, natural, sin perjuicio de otras normativas, con el fin de estimular a la población tanto autóctona como foránea, con el conocimiento, la información y la difusión cultural y turística de los valores patrimoniales y el máximo desarrollo de actividades culturales de diversa índole, a la vez que promoviendo también la investigación científica y la divulgación de sus resultados. Todo ello, en síntesis, es intentar fomentar el desarrollo y equilibrio rural sostenible, contribuyendo a la ordenación del territorio y la corrección de desequilibrios socioeconómicos, impulsando una adecuada distribución y mejorando el nivel y la calidad de vida de las áreas integradas en el Parque Cultural, intentando con ello dar una especial atención a los usos y aprovechamientos tradicionales.

¿Qué decir de esta zona declarada Parque Cultural de San Juan de la Peña que no se haya dicho ya? Una zona sita en las sierras del sierras del Prepirineo de Huesca, que han sido testigos de continuos asentamientos humanos desde el Neolítico, donde buena parte del lugar está cubierto por pinares de pino silvestre y en muchas ocasiones, los bosques son mixtos, mezclándose pinos con quejigos o con álamos temblones entre otras arbóreas especies. Y de la fauna es que abundan, entre otras especies, el corzo, el jabalí, el murciélago cavernícola, el quebrantahuesos, el alimoche, el buitre leonado o el halcón peregrino.

De todos los Parques Culturales de Aragón localizados en comarcas rurales, que en su mayoría, disfrutan de otras políticas de desarrollo, sólo el Parque Cultural de San Juan de la Peña, en el Camino de Santiago Aragonés, gira en torno a la síntesis de una ubicación principal, como en este caso es el Monasterio de San Juan de la Peña, muy ligado al mismo origen del Reino de Aragón, al que ya le fue concedido el título de Sitio Nacional en 1920, calificación que engloba a los sitios naturales de interés nacional qué,  sin reunir las condiciones necesarias para ser declarados Parque Nacional, es por su belleza, su configuración, sus cualidades fisiográficas o biológicas o por lo agreste de sus características, que se les concede una protección especial con el propósito de conservarles en un estado igual o similar al que tuviere en el momento en que el Estado los declara como tales. La figura del actual Paisaje Protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel se declaró por Decreto 13/2007, ampliándose el antiguo Monumento Natural de San Juan de la Peña que antes, como ya he citado, fue Sitio Natural de Interés Nacional de San Juan de la Peña, lo que le valió ser el tercer Espacio Natural Protegido de España.

Ciertamente, este nuestro Parque Cultural de San Juan de la Peña tiene otras distinciones de las que es justo merecedor, pero lo más importante siempre será que todo ello lo descubras por ti mismo, porque es sinceramente un lugar que te invita a aventurarte y a descubrir su legado, proponiéndote rutas que incluyen bellos parajes y reconocidos monumentos, todo ello en un territorio que aúna la belleza del entorno y el patrimonio histórico que lo enmarca, por lo que si amas los espacios naturales y la historia en estado puro, ¡este es tu sitio!