Opinión

El defensor del vecino

Tanto en la Ley del Régimen Local vigente como en el Reglamento orgánico municipal, así como en el Reglamento de Participación Ciudadana del Ayuntamiento, se establece de forma preceptiva como órgano obligatorio la puesta en funcionamiento de una Comisión especial de Sugerencias y Reclamaciones, considerado como un órgano municipal de participación ciudadana, para la tutela y defensa de los derechos de los vecinos ante la Administración municipal, que debe crear indefectiblemente el Ayuntamiento.

Tanto en la Ley del Régimen Local vigente como en el Reglamento orgánico municipal, así como en el Reglamento de Participación Ciudadana del Ayuntamiento, se establece de forma preceptiva como órgano obligatorio la puesta en funcionamiento de una Comisión especial de Sugerencias y Reclamaciones, considerado como un órgano municipal de participación ciudadana, para la tutela y defensa de los derechos de los vecinos ante la Administración municipal, que debe crear indefectiblemente el Ayuntamiento.

La Comisión debe estar formada de forma proporcional por representantes de todos los grupos que integran el Pleno. Sus miembros son nombrados por el alcalde a propuesta de los respectivos grupos políticos. La preside el alcalde, el consejero municipal o concejal en quien delegue. Puede supervisar la actividad de la Administración municipal, y debe dar cuenta al Pleno, mediante un informe anual, de las quejas presentadas y de las deficiencias observadas en el funcionamiento de los servicios municipales, con especificación de las sugerencias o recomendaciones no admitidas por la Administración municipal. Puede realizar informes extraordinarios cuando la gravedad o la urgencia de los hechos lo aconsejen. Para el desarrollo de sus funciones, todos los órganos de Gobierno y de la Administración municipal están obligados a colaborar con la Comisión.

Si funcionase estaría adscrita al Área responsable de Participación Ciudadana. Son también preceptivamente miembros de la Comisión con voz pero sin voto, un representante de cada una de las federaciones de asociaciones de vecinos y de las uniones vecinales de la Ciudad. Es secretario de esta Comisión el secretario general del Pleno. La Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones debe disponer de los recursos económicos, humanos y materiales para el ejercicio de sus funciones con cargo a los presupuestos municipales y reflejados en la relación de puestos de trabajo, debiendo consignarse anualmente de forma suficiente.

La Comisión no está sujeta a mandato imperativo alguno. No recibe instrucciones de ninguna autoridad. La Comisión desarrolla sus funciones con autonomía y según su criterio. Recibiría las quejas o reclamaciones y sugerencias de los vecinos, por retrasos, desatenciones o deficiencias en el funcionamiento de los Servicios Municipales. Podría recabar la información necesaria acerca de las quejas o reclamaciones recibidas, al efecto de verificar y constatar su real trascendencia y, posteriormente, formular las advertencias, propuestas de resolución, recomendaciones, recordatorios de sus deberes legales y sugerencias para adopción de las medidas que fueren pertinentes. Recibiría las iniciativas o sugerencias formuladas por los ciudadanos para mejorar la calidad de los servicios, incrementar el rendimiento o el ahorro del gasto público, simplificar trámites administrativos o estudiar la supresión de aquellos que pudieran resultar innecesarios, así como, con carácter general, para cualquier otra medida que suponga un mayor grado de satisfacción de la ciudadanía en sus relaciones con el Ayuntamiento, y para la consecución de los fines asignados al mismo. Daría cuenta al Pleno municipal mediante la elaboración de un informe o memoria anual. Analizaría las causas que pudieran motivar la acumulación de quejas o reclamaciones y sugerencias en relación con un mismo ámbito de actuación administrativo, a fin de determinar si responden a actuaciones aisladas del personal o a defectos estructurales o de organización de los servicios, con el objeto de ser tenidos en cuenta a la hora de adoptar las resoluciones correspondientes; y podría supervisar la actividad de la Administración municipal.

La Comisión Especial puede iniciar y proseguir, de oficio o a petición de parte, cualquier investigación conducente al esclarecimiento de los actos y resoluciones de la Administración municipal y sus agentes, en relación con los ciudadanos. Dentro de las sugerencias que formule la Comisión puede encontrarse la proposición de fórmulas de conciliación o acuerdo para solventar un problema determinado. Si la aplicación de una norma legítimamente acordada fuere la que condujere a resultados injustos o dañosos, la Comisión puede recomendar su modificación o derogación. Las resoluciones de la Comisión no suponen por sí mismas, en ningún caso, la modificación o anulación de actos o resoluciones administrativas, ni puede interponer acciones judiciales ante Juzgados y Tribunales. El Ayuntamiento, de acuerdo con su régimen organizativo, debe adscribir al Área de Participación Ciudadana, una Oficina Técnica de la Comisión que, le prestará apoyo técnico y administrativo en el desempeño de las funciones que tenga encomendadas.

La Comisión puede proponer a los organismos y autoridades afectadas, en el marco de la legislación vigente, fórmulas de conciliación o de acuerdo que faciliten una resolución positiva y rápida de las quejas o reclamaciones. Mantendría una estrecha colaboración con el Justicia de Aragón para todos aquellos asuntos que sean de interés común.

¿Cómo es posible que un órgano municipal obligatorio por Ley, de participación ciudadana, y para la tutela y defensa de los derechos de los vecinos ante la Administración municipal, no se haya constituido desde 2004, vulnerando gravemente el mandato legal y reglamentario dirigido al Gobierno municipal, y establecido como instrumento de garantía de derechos de los ciudadanos,  y órgano de supervisión del buen funcionamiento de la Administración y de los servicios públicos municipales? Entonces, ¿por  qué y para qué la Oficina Antifraude? ¿Habría duplicidad de órganos y solapamiento de funciones?