Opinión

¡Caramba con el video!

Hemos sabido que en Jaca, un médico y un enfermero de la Policía Nacional de Zaragoza, en un curso sobre primeros auxilios que estaban impartiendo a sus compañeros, han utilizado un video con unas imágenes que han sido catalogadas por la inmensa mayoría como inadecuadas, por otros como vergonzosas, por unos pocos como graciosas, también como sexistas y por algunos como esperpénticas. A un servidor, el ya famoso video donde salen bellas y sexys señoritas y musculosos y atractivos caballeros ligeros de ropa practicando el boca o boca o el masaje cardiaco, me ha parecido simplemente y llanamente como impropio y antipedagógico.

Hemos sabido que en Jaca, un médico y un enfermero de la Policía Nacional de Zaragoza, en un curso sobre primeros auxilios que estaban impartiendo a sus compañeros, han utilizado un video con unas imágenes que han sido catalogadas por la inmensa mayoría como inadecuadas, por otros como vergonzosas, por unos pocos como graciosas, también como sexistas y por algunos como esperpénticas. A un servidor, el ya famoso video donde salen bellas y sexys señoritas y musculosos y atractivos caballeros ligeros de ropa practicando el boca o boca o el masaje cardiaco, me ha parecido simplemente y llanamente como impropio y antipedagógico.

Impropio porque la forma deja en un plano muy secundario al fondo y antipedagógico porque el mensaje fundamental se pierde y el eje nuclear, que no es otro que el aprender unas técnicas básicas que pueden salvar muchas vidas, se difumina ante el despliegue de erotismo y de “belleza sanitaria” con el que los profesores han pretendido llamar la atención, hecho que estoy seguro han conseguido. La atención la han llamado sin duda, pero me temo que en un sentido muy distinto del que pretendían inicialmente.

Sin saber la “autoría intelectual” del video de marras, lo que está claro es que ha logrado que los medios de información se hagan eco de su existencia; en ese sentido ha sido todo un éxito. Es algo parecido, salvando todas las distancias que se quiera, a lo que ocurrió con el famoso “Ecce Homo de Borja”, lo que empezó como una buena obra, acabó como el rosario de la aurora. Pues me temo que aquí ha ocurrido algo similar, sólo que en esta ocasión estamos ante una acto realizado por profesionales sanitarios y no por una septuagenaria aficionada. Además, la proyección de este video debe haber sido supervisada por la “autoridad competente”. Claro está, si el video en cuestión no estuviere hecho por profesionales, ni tampoco hubiere sido supervisado, la situación todavía sería mucho mas lamentable y preocupante, ya que nos llevaría a pensar que en esta España nuestra cada uno hace lo que le viene en gana.

El hecho en sí no pasa de ser una anécdota y no creo que merezca mas comentario ni atención. En cambio sí me parece mucho más relevante lo que refleja y traduce. En nuestro país funcionamos así, a la buena de Dios. Alguien tiene una idea ocurrente y la pone en marcha sin pensar ni calcular las consecuencias que pueda tener. Es decir, una vez más estamos ante las “genialidades hispanas”, y eso cuando uno lo hace en su casa y ante sus amigos, pues allá que te va. Pero cuando se trata de un trabajo tan serio como debe ser la formación en materia sanitaria, y se hace ante un auditorio de profesionales de la seguridad ciudadana, en ese caso se debería de ser mucho mas cuidadoso y prudente. ¿No les parece?