ZeC reconoce que no se plantea preguntar a los zaragozanos si quieren una línea 2 de tranvía

La concejal delegada de Movilidad, Teresa Artigas, admite que el Gobierno de ZeC "no está en condiciones" de plantear a los ciudadanos si quieren o no una línea 2 del tranvía, una vez definido el trazado y el modelo de financiación. Además, considera que sacar a relucir esta pregunta por parte de los grupos políticos "enturbia el debate".

Zaragoza.- "En estos momentos no estamos en condiciones de plantearnos una consulta de estas características". Con estas palabras respondía la concejal delegada de Movilidad, Teresa Artigas, a si el Gobierno de Zaragoza en Común preguntará a la ciudadanía si quieren o no una segunda línea del tranvía. Además, considera que sacar a relucir esta pregunta por parte de los grupos políticos "enturbia el debate" porque ahora, ha dicho, "estamos en condiciones de hablar de trazados y después de financiación, paradas y regeneración urbanística".

Artigas considera que la movilidad sostenible tiene que ser "un derecho social más". También ha calificado de "crucial" la elección del trazado para definir "el modelo de ciudad y su desarrollo en los próximos años". La edil ha pedido "rigurosidad" y ha afirmado que en unos meses "tendremos mucha más información". Artigas ha explicado el proceso participativo que se abre estos días y que ya presentó en rueda de prensa la semana pasada. Será a través de una encuesta ciudadana, tal y como ha recordado, que se desarrollará del 12 al 19 de diciembre.

"El objetivo es recoger la opinión acerca de los trazados", ha señalado la concejal de ZeC. Artigas ha insistido también en que en estos momentos el proceso se encuentra en la fase inicial con el estudio de viabilidad, posteriormente se desarrollará el anteproyecto, en función del trazado elegido, y finalmente el proyecto. Será entonces cuando se analicen las fórmulas de financiación.

El concejal del Partido Popular Sebastián Contín asegura que el equipo de Gobierno lo está haciendo "todo del revés" porque, según ha dicho, primero debería aclararse la fórmula de financiación antes de decidir el trazado. Y es que ZeC ha manifestado que el objetivo es una financiación público-privada, donde también participe el Estado Central "que nunca ha financiado una sola línea de tranvía en todo el país". "En varias ocasiones han recordado que no tienen modo de pagar esta línea 2", ha sentenciado el edil del PP. Y ahora "se inventan una consulta de una decisión que ya han tomado de antemano, porque es tranvía sí o sí", ha lamentado.

Para el PP, el transporte "debería responder a criterios técnicos, a la evolución de la tecnología y al modelo de ciudad, y no a un nuevo impulso de oportunismo político". El concejal del PP insiste en que ZeC está suscitando "un falso debate" porque "ya han dado por hecho que es bueno hablar de trazados". También ha cuestionado la creación de puestos de trabajo porque "no sabemos cuántos despidos habría al retirar ocho líneas de autobús".

La concejal de Chunta Aragonesista Leticia Crespo considera que la línea 1 "ha evidenciado que se pueden hacer las cosas de otra forma y que se puede apostar por medios de transporte más sostenibles con resultados visibles y una respuesta masiva de la ciudadanía". Crespo ha recordado que con la primera línea ya se puso sobre la mesa la necesidad de una malla tranviaria que trajese consigo nueva ruta que cubriera el eje norte sur, por lo que "estamos en el punto del debate en el que tenemos que estar". CHA cree que esto es "lo que toca ahora", si bien también opina que se requiere "hablar de financiación" porque es "el punto clave". El proceso es "mejorable" pero está "bien enfocado", ha indicado Crespo.

El concejal de Ciudadanos Alberto Casañal ha retomado la reivindicación de "paralizar" este estudio porque considera que "no es una emergencia social". Se trata, tal y como ha recordado, de una inversión de 200 millones de euros para los que hay "infinidad de proyectos para reavivar la ciudad". Casañal ha dejado claro que su intención no es posicionarse en si el tranvía "es bueno o malo", simplemente, ha dicho, es "que no es el momento" y por ello ha criticado que en la encuesta no se contemple la opción de que la ciudadanía vote que "ahora no es el momento". El edil de C´s ha mostrado su preocupación por las "expectativas" que se están creando a los ciudadanos porque, según considera, "pasarán dos o tres legislaturas hasta que entre en funcionamiento una línea 2".

Para la concejal socialista Lola Ranera el debate es "si queremos una ciudad más sostenible y mejor para nuestros hijos" y para eso, ha agregado, "el coche se debe de quedar en casa y dejar paso a un buen transporte público, armonizándolo con un buen peatón que haga ciudad". El reto, ha apuntado, es "hablar de intermodalidad". A partir de ahí, el PSOE exigirá el Plan de Movilidad Urbano Sostenible que "será lo que garantice hacia dónde va esta ciudad" y en este sentido, Ranera ha lamentado que la concejal de Movilidad Teresa Artigas ha sido "muy tibia". Incluso teme que tenga "un poco de miedo de levantar la ciudad porque para ello se necesita firmeza". A pesar de ello, ha lanzado algunas propuestas para la próxima encuesta, como "sacar ordenadores a la calle para favorecer el voto presencial" y hacer una campaña informativa "buzón por buzón".