ZeC denuncia que el Ayuntamiento esté pagando a Avanza mayor combustible del necesario

Elena Tomás Zaragoza en Común
photo_camera La portavoz de Zaragoza en Común, Elena Tomás, ha denunciado esta situación en sala de prensa

El cambio de los autobuses diésel a híbridos y eléctricos supone, a priori, no solo una mejora medioambiental sino también un ahorro en combustible. Esto es algo que ha puesto sobre la mesa este jueves el grupo municipal de Zaragoza en Común, quien a través de su portavoz, Elena Tomás, ha denunciado que a pesar de necesitar menos cantidad de diésel, el consistorio continua pagando a Avanza la misma cuantía económica.

“Hasta ahora no se ha tenido en cuenta el ahorro de combustible que suponen los autobuses híbridos y eléctricos. A Avanza le estamos pagando ese combustible como si todos los autobuses de la flota como si fueran solo diésel”, ha criticado Tomás. En este sentido, la edil ha recriminado que “una vez más el tratamiento que se le da a las grandes empresas por parte del Partido Popular es con total impunidad del dinero público”.

Para explicar la situación, desde la formación han expuesto los números reflejados en otro de los vehículos eléctricos que se mueven por la ciudad. “Como ejemplo claro, un taxi eléctrico realiza 100 kilómetros por 1,5 euros de precio de electricidad. Ese mismo taxi en gasoil se gastaría más de 10 euros. Multipliquemos por los más de 18 millones de euros anuales, y queda clara la diferencia”, inciden.

De igual forma, concretan que los buses eléctricos requieren menos mantenimiento mecánico regular que un autobús convencional diésel al no requerir cambios de aceite ni cambio de filtro porque no existen emisiones del tubo de escape. Únicamente requieren recargas de líquido de transmisión y refrigerante del motor.

MAYORES BENEFICIOS

En esta línea, Tomás ha reprochado que no sea de extrañar que se haya pasado de un resultado de explotación de la multinacional en el ejercicio 2015 de 2,6 millones a 7,3 millones en 2022. De hecho, en estos momentos queda pendiente la negociación de la revisión quinquenal de precios.

Es por este motivo que desde Zaragoza en Común han solicitado que se inicie el procedimiento previsto para la evaluación por una empresa independiente. El coste debería ser asumido por la empresa concesionaria y permitiría realizar una propuesta realista y ajustada a los costes actuales. La formación ha pedido que esta revisión se aplique también con carácter retroactivo. “Nuestro objetivo es evitar el derroche de dinero público, mientras la Comisión de Investigación aprobada saca las conclusiones oportunas de la pésima gestión realizada por el Gobierno de Natalia Chueca”, ha apuntado.