Zaragoza mejorará la inspección municipal de las tomas particulares de agua

Persona cogiendo agua de un grifo en un vaso
photo_camera El Ayuntamiento reforzará el control de las tomas de agua

El Gobierno de Zaragoza modificará la ordenanza municipal para la Ecoeficiencia y la Calidad de la Gestión Integral del Agua (Omecgia) . El cambio más destacado supone asegurar la profesionalidad en el diseño y ejecución de las instalaciones particulares, atajando el intrusismo. Se incorpora la exigencia de que las intervenciones que se autoricen en las instalaciones para el abastecimiento y saneamiento se ejecuten por profesionales habilitados.

La Omecgia, surgida hace 12 años, refundió y actualizó todo el compendio de ordenanzas, reglamentos, resoluciones, instrucciones y circulares que habían ido conformando la normativa reguladora de los servicios de abastecimiento y saneamiento de la ciudad.

Ahora, con la experiencia acumulada de los servicios técnicos competentes, los cambios normativos que se han ido produciendo, así como las sugerencias que los diferentes usuarios y prescriptores han hecho llegar al Ayuntamiento de Zaragoza, se revisa la norma para incluir cambios materiales y formales acordes con la realidad actual del municipio.

De este modo, unifica el espíritu original de la norma y prioriza el reconocimiento internacional del derecho humano al agua y al saneamiento, introduce los efectos del cambio climático en la regulación de los servicios del ciclo integral del agua, acentúa la defensa de la gestión pública de estos servicios, y mejora su estructura, aportando mayor claridad en la redacción y una mejor organización formal.

En la parte más pragmática, su articulado introduce, entre las novedades, los criterios de planificación del ciclo integral del agua a formalizar en un Plan Estratégico y en diversos programas sectoriales. En lo que a la integración urbanística de la ordenanza se refiere, se ajusta a la normativa aplicable la nomenclatura de las diversas licencias y otros títulos habilitantes.

Y evita el intrusismo laboral y el descontrol obligando a que las intervenciones que se autorizan para las instalaciones de abastecimiento y saneamiento (tomas y acometidas) se ejecuten por profesionales con título habilitante, además de establecer la necesidad de la declaración de vertidos.

Asimismo, para las edificaciones dispersas en suelo no urbanizable, se adecua a la legislación urbanística las condiciones generales para autorizar la toma de agua de abastecimiento, sin que supongan una alteración de la clasificación del suelo, y también regula el transporte de agua potable a las mismas.

Por último, se regula la inspección municipal en materia de abastecimiento y saneamiento de aguas y el régimen disciplinario. La nueva redacción regula la clasificación, los responsables y las prohibiciones.

Además, en la Declaración responsable de primera ocupación y en las licencias de inicio de actividad clasificada o las licencias de funcionamiento de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimiento públicos, se incluirá el correspondiente certificado de cumplimiento con la presente ordenanza.

En cuanto a la tramitación de esta modificación, tras la aprobación por parte del Gobierno municipal, se someterá a información pública durante 30 días en el BOPZ y se solicitará el perceptivo informe de la Asesoría Jurídica Municipal.

Después podrán presentarse votos particulares y se remitirá el proyecto a la Comisión de Urbanismo, Infraestructuras, Energía y Vivienda. Para así, finalmente, someterla a su aprobación definitiva en sesión plenaria, previa contestación a las alegaciones presentadas en el periodo de información pública y a la resolución de los votos particulares de los grupos municipales.