Zaragoza inicia un plan especial de limpieza en Zamoray-Pignatelli y la plaza San Agustín

La limpieza va a hacer hincapié en la basura fuera de cubos o las pintadas y grafitis
plan-limpieza-especial-casco-historico-zamoray-pignatelli-ayuntamiento-zaragoza-2
photo_camera El plan especial de limpieza se extenderá hasta final de año | Foto: Carla Greenwood

El Ayuntamiento de Zaragoza pondrá en marcha desde este mismo sábado un nuevo plan especial de limpieza que abarcará el entorno de Zamoray-Pignatelli y la plaza San Agustín con el Centro de Historias. De esta manera, se reforzará el trabajo que ya se venía haciendo por el servicio de limpieza poniendo especial hincapié en las bolsas que quedan fuera de los cubos de basura, los muebles y enseres abandonados o las pintadas y grafitis.

"Los presupuestos que aprobamos en febrero con Vox contemplaban una partida presupuestaria para esta zona del Casco Histórico. El plan de limpieza comenzará este 1 de junio y se prolongará hasta final de año. El refuerzo de operarios se dejará notar todos los días del año en horario de mañana y tardes", ha asegurado la consejera de Medioambiente y Movilidad, Tatiana Gaudes.

Esta iniciativa da respuesta a una reivindicación histórica que venían reclamando durante años los vecinos de la zona. En cualquier caso, han recordado desde el consistorio, es también importante concienciar a la ciudadanía. "Nos han venido a reclamar en muchas ocasiones y ahora se está respondiendo a esa demanda. Ahora hay que hacer porque la gente incívica se conciencie de que hay que mantener la calle limpia, llevar las basuras a sus contenedores y de que no hay que pintar las fachadas", ha reconocido el presidente del distrito Casco Histórico y concejal de Vox, Armando Martínez.

ZONAS DE LIMPIEZA DEL PLAN

En sus actuaciones, los equipos actuarán distribuidos en las zonas de plaza San Agustín con el Centro de Historias y Zamoray-Pignatelli. En este último caso se actuará de manera prioritaria en el entorno que queda delimitado por las calles Conde Aranda y Madre Rafols. Además, se extenderá de manera complementaria hasta la calle Predicadores.

En el caso de Zamoray-Pingatelli habrá un turno de lunes a sábado en horario de mañana que se encargará de limpieza y retirada de pintadas y manchas en el pavimento, así como otro en domingos y festivos. Además, todos los días se hará un repaso en horario de tarde en la calle Zamoray.

En la plaza San Agustín y el Centro de Historias se dispondrá de un turno de tarde de lunes a viernes y otro para domingos y festivos. Allí se incidirá especialmente en barridos de repasos a las zonas que más lo necesiten.

Más en ZARAGOZA