Zaragoza extiende la bonificación al transporte público aunque sube el precio del bus a 1,60 euros

El consistorio lo ha aprobado este viernes. Foto: Archivo
photo_camera El consistorio lo ha aprobado este viernes. Foto: Archivo

Zaragoza contará finalmente con una bonificación del 50% en las tarifas del bus y del tranvía en sus principales abonos durante todo 2024. En concreto, el Ayuntamiento de la capital aragonesa bonificará un 20% estas tarifas y el Gobierno de España hará el 30% restante. Esta suma permitirá reducir de nuevo a la mitad el precio de la tarjeta multiviaje, el Abono 30, el Abono 90, el Abono 365 y el Abono Joven. Sin embargo, la actualización de tarifas hará que el billete sencillo pase de los 1,50 euros a los 1,60 y el precio del viaje con abono subirá de los 0,41 céntimos a los 0,43.

La subvención del transporte público supondrá de media para el consistorio un coste adicional de, al menos, 14 millones de euros, que se suman a los 14,3 millones de las bonificaciones aplicadas este 2023 y el millón que asumió el consistorio de las del 2022. En total serán 29,3 millones de euros extra. Precisamente, el gobierno ha argumentado que la actualización de las tarifas responde a “compensar parcialmente el impacto que ha tenido en el presupuesto municipal la subida del IPC del transporte desde 2019, que acumula desde entonces una subida superior al 16%, y la aplicación de las diferentes bonificaciones”.

TARIFAS ACTUALIZADAS

Los nuevos precios en este caso entrarán vigor a partir del próximo 1 de enero de 2024. En este sentido, también se incrementa el precio del Abono 30 será de 22,5 euros (un euro más), 59 euros (antes 56,45 euros) el Abono 90 y 202,5 (antes 193,55 euros) el Abono 365. Se mantendrán en cualquier caso invariables todos los abonos para personas desempleadas y perceptoras del Ingreso Aragonés de Inserción y del Ingreso Mínimo Vital.

Tarifas Avanza Zaragoza 2023
Tarifas de precios del transporte público en Zaragoza en 2023

Según las previsiones realizadas por el Servicio de Movilidad, el servicio ordinario de bus y el tranvía supondrán un coste en 2024 de 120,9 millones de euros. La aplicación de las bonificaciones del 50% supondrá elevar de nuevo el déficit del transporte, que se situará por encima de los 86 millones de euros. De esta forma, los presupuestos públicos sufragarán más del 72% del coste de transporte urbano de Zaragoza y conlleva que el Ayuntamiento deba adelantar la parte de la bonificación que corresponde al Gobierno central.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

La reacción de los grupos municipales de la izquierda ante esta subida no se ha hecho esperar. Desde Zaragoza en Común, su portavoz, Elena Tomás, ha denunciado “una nueva mentira” de la alcaldesa Natalia Chueca y su equipo de gobierno al “vender” una supuesta bajada de impuestos y haciendo que el dinero acabe en manos de grandes multinacionales como Avanza.

“Esta subida es otra agresión más a las personas que utilizamos el transporte público, a la que hay que sumar los tarifazos del agua y recogida de residuos. Mientras, aumentan la transferencia de dinero público a los chiringuitos antiabortistas, la iglesia católica y la escuela concertada. Zaragoza se merece mucho más”, ha señalado Tomás.

Por su parte, desde el PSOE, Lola Ranera ha cargado contra la alcaldesa asegurando que ha abandonado otra vez a los vecinos subiendo el precio del billete del autobús, “mintiendo una vez más, ya que aseguró en campaña que nunca subiría ni impuestos ni tarifas a los ciudadanos”.

Además, ha calificado esta medida como “cobarde y tramposa” ya que se ha aprobado el último día del año y por la puerta de atrás “camuflándola” con la bonificación aprobada de ayudas al transporte público por parte del Gobierno de Pedro Sánchez. Es decir, “mientras el Gobierno de España protege a los ciudadanos bajando las tarifas, la alcaldesa de Zaragoza sube sin rubor, una vez más, el precio del billete del bus”, ha denunciado.