Zaragoza activa para este fin de semana la alerta por ola de calor

El lunes y martes se alcanzarán los 41 grados en Zaragoza
photo_camera El lunes y martes se alcanzarán los 41 grados en Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza activará la alerta del Plan Municipal de Protección Civil por ola de calor ante las altas temperaturas que se esperan en la capital y que podría convertirse en la ola más larga hasta la fecha este verano en cuanto a días. Durante el viernes, sábado y domingo será de nivel amarillo y el lunes naranja, volviendo a ser amarillo el martes.

La activación del plan comenzará a las 00.01 horas del viernes y se dará por finalizada el martes a las 23.59 horas, aunque podría modularse en función del pronóstico que se vaya confirmando para las siguientes jornadas. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el termómetro alcanzará una máxima de 40 grados el viernes, sábado y domingo y de mínimas de entre 23 y 25 grados. En cuanto a humedad el peor día será el viernes con un máximo de un 90% e irá bajando en los días consecutivos hasta el 40% el último día de la ola de calor prevista. El lunes y martes subirán a los 41 grados con mínimas de 25 y 26 grados, respectivamente.

Esta previsión meteorológica ha llevado al Servicio Contra Incendios, de Salvamento y Protección Civil del Ayuntamiento de Zaragoza a activar la alerta. Este aviso se caracteriza por la activación de todos los servicios municipales que participan en el dispositivo implicado en la detección de personas en riesgo para su atención, valoración, tratamiento o ingreso en lugares adecuados. También se transmitirá además a toda la población.

Entre las medidas adoptadas para estos casos, se reducirá el precio de la entrada individual de las piscinas municipales, siempre que se adquiera en taquilla. El coste pasará de 4 euros a 2,5 euros en caso de los adultos; de 2,70 a 2 euros para menores de edad; y de 2,60 a 2 euros para mayores de 65 años y pensionistas.

El Ayuntamiento de Zaragoza recuerda a la ciudadanía que extremen las medidas de precaución para evitar problemas de salud ante las altas temperaturas. Aunque todas las personas pueden sufrir trastornos ante el exceso del calor, las personas mayores de 65 años, los menores de cinco años, especialmente los bebés, y aquellas que realicen una actividad que requiera mucho esfuerzo físico presentan un mayor riesgo y, por tanto, deben estar especialmente protegidas.

Por ello, desde la Oficina del Mayor, desde los servicios sociales comunitarios y desde el servicio de teleasistencia municipal se va a informar a los usuarios de todas las recomendaciones, mediante cartelería, folletos y atención personalizada como son los 15.200 correos electrónicos y 1.700 llamadas telefónicas diarias a los mayores.

Además, en el Albergue Municipal se tomará medidas para garantizar el alojamiento y la correcta hidratación de los usuarios, y les trasladará las oportunas recomendaciones para evitar riesgos. Asimismo, los voluntarios de Protección Civil vigilarán los espacios abiertos y las zonas verdes para atender incidencias y recordar a los vecinos/as los cuidados personales, y se activarán las fuentes para que los ciudadanos puedan refrescarse.