Vuelven los vecinos tras el incendio del Coso: “Han sido dos semanas de miedo e incertidumbre”

Tan solo los vecinos del edificio colindante al que se originó el incendio han podido volver a sus casas
Vuelven los vecinos tras el incendio del Coso: “Han sido dos semanas de miedo e incertidumbre”
photo_camera Vuelven los vecinos tras el incendio del Coso: “Han sido dos semanas de miedo e incertidumbre”

Más de dos semanas después del incendio producido en el edificio del Coso 184, los vecinos del inmueble colindante (número 186) han podido volver a sus viviendas a primera hora de la mañana, tras recibir un aviso de la Policía ayer por la noche. El Ayuntamiento de Zaragoza ofreció a estos vecinos alojarse en el albergue municipal o bien en una pensión, una opción que fue descartada por la mayoría de ellos. El edificio donde se originó el fuego, en Coso 184, será demolido por riesgo de colapso.

“Hemos pasado unos días bastante malos, psicológicamente con muchos miedos, pero ahora mismo contentos por volver a una relativa normalidad”, ha contado Marián Rams, una vecina del cuarto piso de Coso 186 que fue desalojada hace 16 días. Entre los dos edificios un total de 12 personas fueron desalojadas, y parte de ellas no podrán volver a sus casas, ya que el inmueble donde se originó el fuego, en el número 184, será demolido por orden del Ayuntamiento.

Durante estas semanas, Marián Rams, vecina del Coso 186, ha estado en casa de un alquiler que tiene, y otros se han buscado la vida para pasar estas duras noches en casas de familiares o amigos. La alternativa que les facilitaba el Ayuntamiento de Zaragoza, alojarse en el albergue municipal o en una pensión, “no les pareció muy atractiva” y esta vecina “agradece” haber podido tener una mejor opción para dormir estos días después del infame incendio.

La Policía informó ayer a los vecinos del edificio contiguo al que se originó el incendio que hoy recibirían el acta de realojo, y al volver a sus casas, las han encontrado con polvo y un persistente olor a humo. “El día que nos fuimos hubo mucho trajín de subida y bajada, pero por ahora estamos bien y contentos de poder volver a casa”, ha explicado Marián Rams, propietaria de una de las viviendas, que afortunadamente apenas ha tenido que lamentar pérdidas materiales.

“Ahora es momento de reposar todo lo que ha pasado, volver a nuestras casas y ya en el futuro veremos si tomamos alguna acción o tenemos derecho a algo”, ha señalado la vecina del cuarto piso de Coso 186, Marián Rams.

EL EDIFICIO DE COSO 184 SERÁ DEMOLIDO POR RIESGO DE COLAPSO

La inspección urbanística realizada por el Ayuntamiento de Zaragoza el pasado 27 de mayo desveló que el inmueble afectado por el incendio tiene riesgo de ruina inminente por los daños en el forjado y una viga maestra calcinada en su parte trasera que provoca una situación de elevado riesgo de colapso.

De tal modo, Urbanismo ha procedido a activar la ejecución subsidiaria en aras de la seguridad. Ya se ha comenzado con el apuntalamiento del edificio 184 de Zaragoza para garantizar una mínima estabilidad que ha permitido a los residentes poder entrar en el día de hoy, bajo control de Bomberos y Policía Local, al interior del inmueble con el objetivo de retirar los enseres personales que sea posible. Fuentes policiales afirman que no todos los inquilinos se han personado a recoger sus bienes personales.

Después de esta actuación, el Consistorio iniciará el derribo por emergencia y de manera subsidiaria, repercutiendo el coste posteriormente sobre la propiedad del inmueble.

Más en ZARAGOZA