Vox propone regular y limitar los gastos de los grupos municipales del Ayuntamiento

Limitar los gastos de manera que se dediquen exclusivamente a lo que son los “gastos de funcionamiento”, expresa el portavoz de Vox, Julio Calvo
Responden así a las recomendaciones del Interventor General que en la pasada legislatura expresó la falta de concreción y regulación
photo_camera Responden así a las recomendaciones del Interventor General que en la pasada legislatura expresó la falta de concreción y regulación

El grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado una proposición normativa para crear un reglamento regulador de las asignaciones a los grupos municipales y acotar así los gastos que pueden imputarse a la aportación municipal de los diferentes grupos del Ayuntamiento.

El portavoz de Vox, Julio Calvo, propone limitar los gastos de manera que se dediquen exclusivamente a lo que son los “gastos de funcionamiento”, entre los que se incluyen los gastos de asesoramiento externo, la publicidad, la propaganda, reuniones, relaciones públicas, comunicaciones, transportes, entre otros.

“No queremos que con este dinero se estén pagando alquileres, gastos de oficinas o sedes ajenas a los propios grupos municipales o nóminas de empleados que no hayan sido expresamente contratados por el grupo”, manifiesta Calvo. Como condición indispensable, establecen también que todas las facturas deben ser emitidas a nombre del Grupo Municipal, es decir, no aceptarán aquellas emitidas para un partido político u otra entidad distinta.

Con esta normativa, Vox quiere “concretar los beneficiarios y sus obligaciones, los periodos de percepción de la asignación, gastos en que se pueden emplear, el procedimiento, la forma y plazo de justificación y el control de los mismos, tanto por el Pleno como por la intervención general”.

Responden así a las recomendaciones del Interventor General que en la pasada legislatura expresó la falta de concreción y regulación adecuada de todos los gastos que podían emplear la aportación municipal. Desde Vox manifiestan que esperaban que el Gobierno de la ciudad “tomara nota de esta queja y que como consecuencia iniciaran los trabajos para la regulación efectiva de estos gastos y del destino que se les podía al que se les podía dar, pero no ha sido así”.

El grupo municipal justifica esta decisión abogando a “la transparencia que caracteriza al partido”. Expresa, además, que entienden “que el dinero público debe acotarse debe limitarse”.

La proposición normativa ya ha sido presentada y deben esperar a que sea estudiada por parte de los técnicos municipales. Después, lo tratarán en la Comisión de Presidencia y se votará en el Pleno del Ayuntamiento. Vox confía en que la normativa puede “ver la luz” siendo aprobada por unanimidad por todos los grupos.