Los vecinos de Valdefierro seguirán acampados y piden que se aplace definitivamente la construcción de las VPO

Los vecinos de Valdefierro han conseguido aplazar, hasta principios de febrero, el inicio de las obras de las 313 VPO proyectadas para el espacio que ocupa el popularmente conocido como Parque de las Cabras. No se retirarán hasta que Suelo y Vivienda descarte el actual emplazamiento y se encuentre una alternativa que satisfaga a todos.

Zaragoza.- Los alrededor de 200 pinos del popularmente conocido como Parque de Las Cabras acaban de ganar, al menos, un mes de vida. Con su acampada reivindicativa, los vecinos del barrio de Valdefierro han logrado paralizar, al menos hasta principios del próximo mes, la tala de los árboles y la construcción de 313 Viviendas de Protección Oficial que Suelo y Vivienda tenía proyectada en la zona verde.

Según Jesús Picazo, miembro de la Asociación de Vecinos Las Estrellas, se trata de una medida que ha tomado unilateralmente la DGA. “Puede sonar muy bonita la paralización, pero ésta es una decisión que toma Suelo y Vivienda, que no se reúne hasta final de mes”, dice. Picazo afirma que, para ellos, ha sido una sorpresa. “Echaron el órdago de que pasase lo que pasase en la reunión, ellos iban a empezar las obras el día 10”, explica.

En la reunión mantenida este martes con las instituciones, los vecinos trasladaron su propuesta. Ésta pasa por respetar la zona verde y buscar una alternativa a las Viviendas de Protección Oficial, como por ejemplo “ampliar la densidad de ocupación en otras zonas del barrio” o trasladar el proyecto a otro emplazamiento. Lo que no permitirán, “bajo ningún concepto”, será la tala de uno solo de los dos centenares de pinos que desde hace 31 años viven en la zona verde.

A pesar de este primer avance, los vecinos se muestran reticentes ante las intenciones de Suelo y Vivienda y de la Junta de Distrito, razón por la cual no piensan abandonar su acampada. Piensan que en cualquier momento puede haber un nuevo cambio en la opinión de las instituciones, que ya ha tomado decisiones sin tener en cuenta su criterio, según critican.

Antes de producirse la reunión, los vecinos alertaron de que, de no alcanzar un compromiso, “se verían forzados a poner más tiendas de campaña, traer más gente, e incluso encadenarse o convocar una huelga de hambre”. 

Más en ZARAGOZA