Los usuarios del billete único de cercanías serán los primeros en disfrutar del trasbordo gratuito

Alrededor de un 20% de los usuarios del cercanías de Zaragoza utiliza el billete único. Éstos van a ser los primeros en disfrutar, antes de 2013, del trasbordo gratuito con el tranvía y el autobús urbano. Así lo ha aprobado el Consorcio Metropolitano de Transportes, que ha decidido, además, el uso de la Tarjeta Ciudadana en los autobuses que conectan la capital aragonesa.

Zaragoza.- La integración del área metropolitana de Zaragoza cada vez está más cerca. A falta de redactar un nuevo convenio con Renfe, el Consorcio de Metropolitano de Transportes ha decidido sacar adelante el trasbordo gratuito con el autobús y el tranvía de los usuarios del cercanías. Una medida que va a entrar en vigor, según las previsiones del Ejecutivo autonómico, antes de que finalice el año.

Un anuncio realizado por el presidente de este organismo y consejero del ramo, Rafael Fernández de Alarcón, quien ha señalado que el coste, que asciende entre unos 25.000 y 40.000 euros, lo pagarán las diferentes partes que integran este consorcio –Gobierno de Aragón, ayuntamientos y Diputación Provincial de Zaragoza–. De esta forma, los 35 céntimos de diferencia de billete no lo tendrán que desembolsar los clientes de este servicio.

De momento, este beneficio económico sólo afecta a los billetes individuales y no a los bonos de diez viajes. No obstante, de este primer paso, según Alarcón, “muy positivo”, van a beneficiarse un 20% de los consumidores de este medio ferroviario. “Una opción que no nos aporta todo lo que esperábamos y deseábamos, pero hemos quedado en resolver con ellos los puntos pendientes aceptando su propuesta inicial”, ha apuntado.

Una iniciativa que se ha aprobado en la cuarta convocatoria de dicho organismo, ya que el Ayuntamiento de Zaragoza pidió en varias ocasiones aplazarlo a otra fecha diferente.

Asimismo, este organismo ha decidido que se pueda implantar la utilización de la Tarjeta Ciudadana de Zaragoza para los autobuses que conectan la capital aragonesa con sus barrios rurales. Algo que no se pudo aprobar hace seis meses porque faltaban estudios jurídicos y económicos.

Para el consejero de Transportes la implantación de este sistema podrá tener lugar “muy pronto”, ya que sólo depende de ello la implantación tecnológica, “pero no hemos fijado la fecha”. No obstante, hasta ahora se pueden utilizar otras tarjetas como la interbus.

El Consorcio de Metropolitano de Transportes también ha aprobado por unanimidad el presupuesto del mismo para este año, que se eleva a 2.155.302 euros, frente a los 2,368 millones de 2011.

Cada miembro del consorcio hace una aportación: Gobierno de Aragón participa con 223.346 euros; el conjunto de ayuntamientos otros 223.346 euros, de los que el Ayuntamiento de Zaragoza invierte195.483 euros, y 28.512 la Diputación Provincial de Zaragoza. No obstante, según el consejero Fernández de Alarcón, este año se han reducido estas cifras porque se ha echado mano de los remanentes.  

Una propuesta que no ha llegado a acuerdo

Durante la reunión, el Gobierno de Aragón ha propuesto al Ayuntamiento de Zaragoza que el Consorcio asumiera la dirección técnica de la supervisión de los servicios de Barrios Rurales y Aeropuerto, una iniciativa que no ha sido aceptada por el consistorio.

"El Ayuntamiento tiene un objetivo más amplio y pedían algo más, que fijáramos nosotros precios y creo que eso compete al Ayuntamiento", ha afirmado Fernández de Alarcón.

El transporte a los barrios rurales del término municipal de Zaragoza está subvencionado desde hace varios años por una decisión del consistorio de la capital para mejorar el servicio y con esa finalidad llegó a unos acuerdos con las empresas concesionarias que fueron autorizados en su día por el Gobierno de Aragón.

"Cada Administración tiene sus contratos y estos deben ser respetados" si bien el titular de Transportes ha recalcado que la opción de la DGA perseguía una "reducción de los costos que actualmente tiene en su gestión de control el Ayuntamiento de Zaragoza". Algo que para Fernández de Alarcón no afecta a las relaciones contractuales entre dicho ayuntamiento y las operadoras".


Editorial: En busca de la auténtica intermodalidad