Los usuarios del albergue llenan de vida y flores los centros de mayores de Zaragoza

Un taller del Plan de Primera Oportunidad ha hecho posible la iniciativa
personas-sin-hogar-albergue-maceteros-centros-mayores-laín-entralgo
photo_camera El Centro de Mayores Laín Entralgo ha sido uno de los primeros en recibir los maceteros

Parecen solo adornos, pero son mucho más que eso. Los Centros de Convivencia de Mayores de Zaragoza han recibido de manos de usuarios del albergue municipal 35 pallets de madera decorados que cuentan con macetas de plantas naturales. Estos embellecerán jardines y comedores, pero también servirán para que los 10 usuarios que los han elaborado mejoren su autoestima a través de talleres que tienen como objetivo devolverles su autonomía y facilitar su búsqueda de empleo.

“Las personas sin hogar son las más vulnerables de nuestra sociedad. Son personas que en muchas ocasiones no han tenido la oportunidad de desarrollar sus capacidades o que la vida les ha puesto en una situación muy complicada y necesitan que la sociedad les ayude a levantarse", ha explicado la consejera de Políticas Sociales, Marián Oros.

En este sentido, el proyecto Espacios Alegres ha consistido en un taller de jardinería y bricolaje integrando dentro del Plan de Primera Oportunidad, en el que los usuarios han cortado, lijado y decorado los pallets, para posteriormente instalar las macetas, proporcionadas por la Escuela de Jardinería El Pinar.

"Me han dado una oportunidad para estar bien. Me gustaría seguir en el albergue y seguir haciendo estos talleres. Estoy muy contento además de que sea vea mi obra", ha reconocido Basilio, uno de los usuarios participantes. Junto a otras personas, Basilio ha disfrutado de su trabajo con sentimiento y espera que, con su oficio de jardinero, pueda conseguir un empleo en un futuro cercano.

PLAN DE PRIMERA OPORTUNIDAD

Hay que recordar que el Plan de Primera Oportunidad está dirigido a la construcción de proyectos vitales autónomos, con medidas para promover la capacitación laboral y búsqueda de empleo, su emancipación habitacional y habilidades sociales para facilitar su total integración en la sociedad.

En este sentido, se pone en el centro la vivienda, como necesidad social básica sobre la que construir el proceso con una adecuada estabilidad. Actualmente, el Ayuntamiento de Zaragoza cuenta para este fin con 61 pisos, con 134 habitaciones. Durante este año, 128 personas los han utilizado como recurso de alojamiento temporal y tutorizado.

A partir de ahí, se fomenta la participación de los usuarios en los tallares ocupacionales diseñados para distintos perfiles, inquietudes y necesidades, con el objetivo final de promover su socialización y facilitar el acceso al mercado de trabajo.