SUBE A 1,60 EUROS

La Unión Vecinal Cesaraugusta rechaza la subida del billete de cercanías

La Unión Vecinal Cesaraugustaha mostrado su rechazo al incremento del 18,5% en el billete sencillo de la línea Casetas-Miraflores y del 12,9% en el bonotren. Para la Asociación, la subida del billete de cercanías “es desproporcionada y va contra la integración del transporte público”.

Zaragoza.- La Unión Vecinal Cesaraugusta rechaza la subida del billete de cercanías, que en el caso concreto de la línea Casetas-Miraflores supone un incremento del 18,5% en el billete sencillo, al pasar de 1,35 a 1,60 euros, y del 12,9% en el caso del bonotren de diez trayectos.

A juicio de la Unión, aunque esta medida se plantee por el recorte de la subvención estatal a los servicios públicos ferroviarios, “es desproporcionada; de ninguna forma se puede justificar un incremento tan grande en un servicio tan básico y en un momento en el que hay tantos ciudadanos que están sufriendo graves problemas económicos”.

El presidente de la Unión, Manuel Ortiz, ha remarcado que esta decisión “contradice el llamamiento que tantas veces se escucha desde las administraciones de apostar por el transporte público frente al vehículo privado, y lo único que se va a conseguir es desincentivar, en este caso, el uso de los trenes de cercanías”.

Manuel Ortiz también considera “absolutamente rechazable” que la subida supere la que se ha producido a nivel nacional, que ronda el 10%. Desde la Unión Vecinal Cesaraugusta, además, se entiende que con medidas de este tipo “se está retrocediendo en la necesaria integración de los servicios de cercanías, de los autobuses urbanos y de los barrios rurales, y del tranvía”.

“Esta es una reivindicación que nuestras asociaciones de vecinos vienen planteando desde hace mucho tiempo”, ha puntualizado Manuel Ortiz, y a la que, prosigue, “en nada contribuye el fuerte incremento del precio del billete de cercanías, avanzando, en todo caso, en el sentido contrario, en el de alejar a los vecinos de Zaragoza y de los barrios rurales de la utilización del servicio público de transporte”.

A juicio de la Unión Vecinal Cesaraugusta, “ésta es una realidad que ya se está reflejando en los últimos datos de utilización del transporte en la capital aragonesa con un descenso importante, a pesar de que el tranvía ha generado un intenso movimiento de ciudadanos”.

En este sentido, Manuel Ortiz ha concluido que “el mantenimiento de un buen servicio público y a un precio razonable es una necesidad para los ciudadanos y también debería ser un objetivo prioritario para las administraciones, intentando aquilatar los costes allí donde sea posible, pero no con el recurso fácil al que siempre se suele acudir, como es la subida de las tarifas; por otra parte, desproporcionadas, como el caso que nos ocupa de la línea Casetas-Miraflores”. 

Más en ZARAGOZA