El Tubo y La Laurel vuelven a sellar su hermanamiento gastronómico

La calle de La Libertad luce ahora una Virgen del Pilar de Bronce y el corazón típico de la calle Laurel para hacer efectivo el hermanamiento de Logroño y Zaragoza por sus calles más famosas de bares 

libertad
photo_camera La calle de La Libertad cuenta ahora con el emblema de la calle Laurel

Con la instalación de una Virgen del Pìlar y del emblema de la calle Laurel en la confluencia entre la calle La Libertad y Estébanes, el Tubo zaragozano y la icónica calle de tapas de Logroño han afianzado este lunes su hermanamiento gastronómico. Una relación que comenzó hace ya dos años y que hoy han vuelto a sellar la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, y el alcalde de Logroño, Conrado Escobar. Una relación de ciudades hermanas que ya se selló en octubre de 2022 con un acto idéntico en la capital riojana.

El acto ha contado también con la presencia del presidente de Hostelería de España, José Luis Yzyel, los consejeros de Turismo y Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández y Carlos Gimeno, el concejal de Turismo de Logroño, Miguel Ángel Sainz, la gerente de la Asociación de Empresarios de El Tubo, Isabel Palacín y el gerente de la Asociación La Laurel, Ricardo Madorrán.

A ritmo de jotas y después de un recorrido desde la plaza España por las estrechas calles del Tubo, la alcaldesa de Zaragoza y el alcalde de Logroño han llegado a la confluencia de Libertad con Estébanes tras mantener una reunión en el Consistorio. "La Laurel y El Tubo son dos calles que tienen una cultura en común, que ensalzan y ponen en valor la gastronomía, el trabajo de los empresarios, de los camareros, de aquellos que hacen grande cualquier ciudad y nos reciben. Ahora, la calle de la Libertad tiene un pedacito del corazón de la Laurel", ha expresado la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca.

Por su parte, el alcalde de Logroño, Conrado Escobar, ha ensalzado los "buenos lazos" que tienen las dos ciudades, pues no podía ser de otra manera estando unidas por "la jota y por el Ebro". "Los que somos de Logroño hemos pasado buena parte de nuestra vida en Zaragoza, estudiando y recordamos con gran cariño esta zona hostelera como es El Tubo. Es importantísimo tender puentes entre ciudades como un motor turístico y también de relaciones sociales", ha asegurado Escobar.

Tanto la gerente de la Asociación de Empresarios de El Tubo, Isabel Palacín y el gerente de la Asociación La Laurel, Ricardo Madorrán, solo han podido decir: "¡Nos vemos en los bares!" como lema para sellar este hermanamiento entre las ciudades. Tras esto, el delegado de Culto y Pastoral de la Virgen del Pilar, José Antonio Calvo, ha bendecido la imagen de la Virgen y el emblema de la Laurel y ha recordado que "dos ciudades solo pueden ser hermanas si comparten una madre y esa madre es la Virgen del Pilar".