Los trabajadores de Auzsa denuncian el uso de 36 autobuses "caducados"

Los trabajadores de Auzsa denuncian que desde finales de octubre y durante estos días hay un total de 36 autobuses que continúan prestando servicio y se encuentran "caducados". El CUT persiste en que se sustituyan los vehículos por otros nuevos, ya que el periodo de vida es de 16 años como máximo.

Zaragoza.- El sindicato Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) en Auzsa, denuncia que desde finales del mes de octubre y durante estos días ha finalizado la vida útil para prestar servicio de una serie compuesta por 22 autobuses y tres autobuses articulados que se suman a los diez vehículos que finalizaron su periodo de vigencia a finales de agosto, además de un microbús para el transporte de minusválidos.

Un total de 36 autobuses continúan prestando servicio en la actualidad, sin ser dados de baja, retirados del servicio y sustituidos por otros vehículos nuevos, tal y como se recoge en las cláusulas del pliego de condiciones. De este modo, persiste el incumplimiento del contrato firmado para el transporte urbano de viajeros con el Ayuntamiento de Zaragoza, en el cual se especificaba que la vida útil de los autobuses para prestar servicio, en la nueva concesión, sería de 16 años como máximo.

Tres de los vehículos que en estos días deberían caducar sufrieron incendios en diferentes fechas que hicieron que quedaran inutilizados para la prestación del servicio.

En el caso del microbús número 21 para el transporte de minusválidos se observa como después de estar retirado, actualmente se encuentra prestando servicio que en algunas ocasiones se tiene que prestar con algunos de los microbuses que están destinados a las líneas lanzadera del tranvía, teniendo éstos que ser sustituidos, a su vez, en las respectivas líneas lanzadera por autobuses normales de doce metros.

Los trabajadores de Auzsa creen que la continuidad en el servicio de los obsoletos autobuses viene a agravar todavía más la precaria situación en la que se encuentra el servicio de autobús urbano, dado que a su considerable edad hay que sumar el escaso mantenimiento que se hace a los vehículos. Además, consideran un retroceso que los autobuses continúen prestando servicios, ya que afecta negativamente al Medio Ambiente y al emitir más agentes contaminantes que unos vehículos nuevos que incorporen tecnologías de funcionamiento más avanzadas.

La suma de estos hechos afecta de manera directa a la calidad del servicio que se presta al usuario, por ello, desde el Sindicato Colectivo Unitario de Trabajadores en Auzsa instan a Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza para que exija a Auzsa cumplir el pliego de condiciones de la concesión de autobuses urbanos de Zaragoza, por el cual la empresa concesionaria debe renovar los buses que cumplan 16 años de vida útil, así como realizar un mantenimiento exhaustivo de los vehículos.