La reforma de la calle Manifestación arranca con algunas quejas vecinales

Varios vecinos afectados han presentado una queja para que se mantengan los dos sentidos de circulación, ya que una vez terminadas las obras no se podrá acceder a los garajes desde las Murallas Romanas
manifestacion1
photo_camera Las vallas ya impiden aparcar en la calle Manifestación

Comienzan desde este lunes las obras de la céntrica calle Manifestación en Zaragoza. Los trabajos obligan a cortar durante cuatro meses el tramo entre las calles Alfonso I y Virgen, y un carril de circulación entre está y la avenida de César Augusto. Varios vecinos afectados han presentado una queja para que se mantengan los dos sentidos de circulación, ya que una vez terminadas las obras no se podrá acceder a los garajes desde las Murallas Romanas.

El proyecto plantea una calzada de un sólo carril de circulación de tres metros de anchura para ganar espacio para el peatón. La velocidad en esta vía se limitará a 20 kilómetros por hora. En unos folletos que han repartido por el vecindario, los residentes afectados han mostrado “honda preocupación” tras conocer que el proyecto implica la supresión de uno de los dos sentidos de circulación en el tramo de la calle Manifestación entre la calle Murallas Romanas y la calle de la Virgen.

“Ese tramo es el que prioritariamente venimos utilizando los propietarios para acceder a varios garajes de la zona (calle Danzas, garaje del IASS, calle Santa Isabel, calle Convertidos, calle Contamina, plaza San Braulio)”, explican.

manifestacion2
Los trabajos del lunes han consistido en acopio de materiales para las obras

Aseguran que la supresión del doble sentido de circulación en el tramo mencionado obligaría a multitud de vehículos a acceder a sus garajes exclusivamente recorriendo las calles Espoz y Mina y Manifestación, atravesando la calle Don Jaime y la calle Alfonso I.

Subrayan que además del “aumento de tráfico innecesario en las calles Espoz y Mina y Manifestación, que ahora se pretenden pacificar, causaría graves dificultades en multitud de ocasiones, e incluso imposibilitaría el derecho de acceder a los garajes cuando la calle Alfonso I quedase cortada debido a situaciones como pregones, procesiones, ofrendas, cabalgatas, manifestaciones, carreras y un sinfín de eventos que tienen lugar cada año en dicha calle.”

Por todo ello, los vecinos han asegurado que llevan desde la semana pasada intentando conseguir una reunión con el Ayuntamiento, habiendo enviado correos al consejero de Urbanismo, Víctor Serrano y a la consejera de Medio Ambiente y Movilidad, Tatiana Gaudes, pero sin respuesta hasta la fecha.