El quiosco del embarcadero de Vadorrey sigue vandalizado y sin actividad

El entorno del embarcadero de Vadorrey se encuentra vandalizado desde hace tiempo
embarcadero-vadorrey-robos-embarcaciones-vandalismo-zaragoza-río-ebro
photo_camera El restaurante que antes se ubicaba en el embarcadero de Vadorrey dejó de funcionar hace años | Foto: Pilar Álvarez

Han pasado ya más de tres años desde que el Ayuntamiento de Zaragoza adjudicase el quiosco del embarcadero de Vadorrey a Hostelería Costa 14 S.L. Sin embargo, lejos de recuperar su actividad, el entorno del paseo de la Ribera lleva tiempo siendo objeto de vandalización con pintadas, roturas de cristales o, incluso, robos. Y es que, tal y como denuncian sus vecinos y asociaciones como Iberflumen, el abandono de esta zona de la ciudad está agravando cada vez más los problemas.

El último de estos hechos vandálicos ha sido el robo del motor de una de las embarcaciones que dicha asociación cultural utiliza para reconocidos paseos populares por el río Ebro en jornadas como la que se desarrolla este próximo domingo. A ello hay que sumarle otros actos incívicos como la suelta de alguna de las barcas de 12 metros de longitud que permanecen allí amarradas, su hundimiento o el descabezamiento de las proas, asegura su presidente, Pablo Polo. Unos daños valorados en 6.000 euros a los que les es difícil hacer frente.

Desde la Asociación de Vecinos Tío Jorge Arrabal, su presidente, Rafael Tejedor, considera que la apertura del quiosco mejoraría la seguridad en el entorno, pese a que ahora mismo este se encuentre en pésimas condiciones. Por ello, ha pedido al concesionario su implicación responsabilidad. También al propio Ayuntamiento de Zaragoza para que actúe si es necesario y vuelva a adjudicarlo.

REUNIÓN CON LA ALCALDESA

De igual forma, Iberflumen ha pedido reunirse con la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, para que tome la iniciativa y revierta la situación de este equipamiento municipal que se encuentra en una situación "dantesca". En este sentido, han solicitado además la colocación de cámaras de vigilancia y vallado que mejore la seguridad de las embarcaciones y de los más de 600 usuarios que pasan por la instalación.