El PSOE Zaragoza denuncia irregularidades en una licitación y Serrano les acusa de obstrucción

Los socialistas han denunciado la contratación de un alto cargo de Zaragoza Vivienda por una empresa tras adjudicarle tres promociones de vivienda pública.
ayuntamiento
photo_camera El PSOE y el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza abren una nueva disputa

El cruce de acusaciones entre PSOE y equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza ha vuelto a tener un nuevo capítulo este lunes en la capital aragonesa. Si bien los socialistas han denunciado la contratación de un alto cargo de Zaragoza Vivienda por una empresa tras adjudicarle tres promociones de vivienda pública, el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, ha salido a defender que el proceso se ha realizado con transparencia y garantía de trabajo independiente.

En concreto, el concejal del PSOE, Horacio Royo, ha puesto sobre la mesa que el director técnico de Zaragoza Vivienda, Félix González, participó en la mesa de contratación para la adjudicación de 376 viviendas públicas a tres empresas del grupo Brial. “Un acuerdo en el que el señor González Grañeda no solo tomó parte, sino que en ningún momento manifestó la necesidad de abstenerse o de poner de manifiesto cualquier tipo de incompatibilidad”, ha criticado. “Cuatro días después, tal y como reconoce él mismo en su LinkedIn, estaba trabajando en la empresa adjudicataria. Nos pone en una situación más que delicada”, ha denunciado.

Para Royo, este hecho es de una “extraordinaria gravedad” que demuestra una “actitud poco ética” y pone en cuestión la forma de gobernar del Partido Popular, en la que “las puertas no es que sean ya giratorias, sino que son pasarelas absolutamente transitadas en las que los intereses públicos y empresariales se entremezclan”. En este sentido, ha advertido de que esta “dudosa gestión y adjudicación” pueda poner en peligro los 15,5 millones de euros de fondos europeos con los que se financiaban parte de estas viviendas. “La normativa que regula los propios fondos europeos exige un mayor grado de rigor y prevención con los conflictos de intereses, el riesgo de fraude y el control”, ha censurado Royo.

Por todo ello, desde el PSOE ya han advertido de que pedirán explicaciones al gobierno de la ciudad a través de la solicitud de una Comisión Extraordinaria de Vivienda, así como en un Consejo de Administración Extraordinario de Zaragoza Vivienda. Con ellos se pretende aclarar si ya eran conocedores de estos hechos, así como se requerirá toda la documentación y protocolos de control de fraude.

SERRANO ACUSA AL PSOE

Por su parte, desde el gobierno municipal, el consejero de Urbanismo, Víctor Serrano, ha lamentado la “oposición encenegada y persistente del PSOE torpedeando los proyectos de ciudad” encaminados a la construcción de vivienda asequible para jóvenes en los barrios de la ciudad. Ha dicho que es un ejemplo más de la larga lista a la que les tienen acostumbrados con ejemplos como el de la nueva Romareda, entre otros.

En esta línea, Serrano ha recordado que “estamos hablado de 376 viviendas de alquiler asequible gracias a la captación de 15,5 millones de euros provenientes de los Fondos Europeos Next Generation para sufragar un programa que supone una inversión total en la ciudad de 56,3 millones. Son 11 promociones inmobiliarias para jóvenes en edificios energéticamente eficientes en los barrios de Las Fuentes, Valdefierro y Arrabal”.

Dicha adjudicación, ha continuado, “se ha realizado mediante concurso público, con transparencia y con la garantía del trabajo independiente, profesional y minucioso de los funcionarios municipales”. En concreto, como ha detallado Serrano, de los tres lotes, en el primero solo hubo un licitador (Brial), en el segundo se impuso Brial por una propuesta arquitectónica superior al de su competidor, y en el tercero se adjudicó a una cooperativa de viviendas que no formalizó finalmente los requerimientos administrativos y pasó al segundo licitador en puntuación.

Por ello, el Gobierno de Zaragoza ha instado al PSOE a frenar esta “escalada de obstrucción sin sentido, sembrando sospechas y manchando la imagen de esta institución solo por intereses espurios y partidistas”. “Si han detectado alguna irregularidad”, ha dicho Serrano, “deben acudir a la vía judicial”.