El PSOE se queda solo en la defensa de los nuevos nombramientos de altos cargos

El Pleno ha mostrado su rechazo al proceso que ha llevado a cabo el Gobierno de la ciudad para el nombramiento de 37 nuevos altos cargos a través de libre designación. Los populares aseguran que el expediente contiene irregularidades y CHA e IU critican que no ha sido negociado con los sindicatos. Los puestos volverán a ser estudiados.

Zaragoza.- El PSOE se ha quedado solo en el debate sobre los nombramientos de los nuevos altos cargos del Ayuntamiento. El Partido Popular defiende que el proceso se ha desarrollado a partir de múltiples irregularidades. Por su parte, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida destacan que el expediente no cuenta con negociación sindical. Por ello, los más de 30 nombramientos deberán volver a ser estudiados.

Los populares han justificado su petición alegando que el expediente administrativo no se ha aportado en tiempo y forma. Además, destacan que no se ha dado una negociación sindical previa, ni tampoco se acredita la disminución del gasto del procedimiento. El expediente, ha criticado el edil popular José Ignacio Senao, “ha incumplido la ley, ha faltado a la transparencia y a los principios de igualdad que han sido eliminados y sustituidos por el dedazo”.

Chunta Aragonesista ha solicitado que se abra un proceso de negociación con los trabajadores y también pide la creación de una mesa de valoración de los criterios objetivos. Además, exigen una Relación de Puestos de Trabajo completa de toda la estructura municipal.

Por su parte, el concejal de Izquierda Unida Raúl Ariza, ha manifestado que coincide con el fondo de este asunto. El PP, tal y como ha explicado el edil de IU, ha considerado que había algún tipo de anomalía, “pero IU no se contenta con eso y creemos que el proceso tiene que retrotraerse hasta el primer punto”. Esto supone comenzar de cero las valoraciones.

Para CHA, el problema está en saber si los decretos sirven para racionalizar la estructura municipal y si el procedimiento de libre designación se ajusta a los mínimos requisitos de transparencia y objetividad. El decreto, ha apuntado Asensio, “adolece de criterios objetivos y no explica la mejora de los puestos y servicios”. Antes de conocer quién ocupa el cargo, ha agregado Asensio, “los informes deben explicar si es realmente necesario el puesto”.

La consejera de Participación Ciudadana y Régimen Interior ha subrayado que el objetivo de todo este proceso no es otro que reducir costes porque “era lo que la sociedad demandaba”.

“La libre designación es larga y tensa, pero todos los grupos que formamos parte de este Ayuntamiento hemos formado parte de ella”, ha manifestado Ranera. Además, ha mostrado su conformidad a que los familiares, si tienen capacidad, ocupen altos cargos. “No nos creemos que esta campaña sea en contra de la libre designación o de la idoneidad de lo designado, consideramos que es algo en contra del equipo de gobierno”, ha concluido.