El PSOE exige el desalojo de las personas que ocupan uno de los edificios de Zamoray-Pignatelli

El concejal ha anunciado que solicitará una Comisión Extraordinaria de Urbanismo para abordar esta situación y la del resto de inmuebles del entorno de Zamoray-Pignatelli
photo_camera El PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza ha pedido al Gobierno que tome medidas para desalojar a las personas que han ocupado ilegalmente este edificio

Con motivo del último incidente producido en el entorno de Zamoray-Pignatelli, concretamente en el edificio situado en el número 76 donde se provocó un incendio el fin de semana, el grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza ha pedido al Gobierno que tome medidas para desalojar a las personas que han ocupado ilegalmente este edificio. Según el concejal socialista, Horacio Royo, el edificio es “un 80% de propiedad municipal” y afirma que el consistorio “está obligado a tomar medidas judiciales”.

El concejal ha anunciado que solicitará una Comisión Extraordinaria de Urbanismo para abordar esta situación y la del resto de inmuebles del entorno de Zamoray-Pignatelli. El objeto de dicha comisión es averiguar las acciones que el Ayuntamiento está tomando con este problema y si se ha producido por parte de la asesoría jurídica municipal algún tipo de denuncia frente a estos actos “de naturaleza delictiva”, afirma. Al incendio provocado del edificio, que no produjo víctimas, se suman “intervenciones policiales, amenazas a los vecinos y reyertas continuas”, manifiesta el socialista.

En caso de que no se haya tomado ninguna decisión, tal y como sospecha el grupo municipal, exigirán “responsabilidades políticas por la dejadez, por la inacción y por la irresponsabilidad del Gobierno de la ciudad”. Asimismo, Horacio Royo asegura que el Ayuntamiento conoce “perfectamente” la situación, pues distintas asociaciones de vecinos han trasladado estas quejas “tanto al Consejero de Urbanismo como al presidente del distrito”. “No hay posibilidad de alegar desconocimiento o sorpresa”, confirma.

El concejal ha manifestado que a lo largo de los últimos cuatro años, el Ayuntamiento de Zaragoza ha gastado más 100.000 euros en un convenio con el Colegio de Abogados para tratar la ocupación “que no ha servido absolutamente para nada”. Por otra parte, expresan que el Gobierno “habla mucho y vende mucho en el entorno de Zamora-Pignatelli y a la hora de la verdad trabaja poco”. “Tenemos un montón de solares que ahora son de propiedad municipal. Sobre los que no existen ni proyecto ni presupuesto para poder sacar adelante los equipamientos hablados, tan solo se nos han anunciado 12 viviendas. Con 12 viviendas es impensable transformar un entorno como este”, expresa. Añade que también “se ha hablado de un proyecto de iluminación en el que hemos gastado mucho dinero y seguimos con los mismos problemas de seguridad”.

EL AYUNTAMIENTO ESPERA A TENER LA PROPIEDAD PARA COMENZAR EL DESALOJO

Por su parte, el Ayuntamiento niega las palabras del edil socialista y expresa “es rotundamente falso que el inmueble sea en estos momentos una propiedad municipal”. Según fuentes del Gobierno de Zaragoza, el Ayuntamiento está a la espera de la firma por parte de las dos empresas que ostentan la propiedad del inmueble para finalmente tener la propiedad horizontal al 100% y poder “emprender las acciones legales oportunas encaminadas al desalojo”.

Asimismo, el Gobierno municipal expresa que “la competencia en materia de seguridad ante actos de naturaleza delictiva y de okupación ilegal” recae en el Gobierno central que “ellos mismos gestionan”. También han querido recordar al PSOE que las actuaciones urbanísticas en Zamoray-Pignatelli, entre fondos propios, europeos y colaboración público-privada, han superado una inversión de más de 38 millones de euros.