El PSOE exige a Chueca un consenso de fechas para el debate del estado de la ciudad, fijado en julio

Los socialistas de Zaragoza acusan a la alcaldesa de utilizar el debate para su propio márketing 
El PSOE exige a Chueca un consenso de fechas para el debate del estado de la ciudad, fijado en julio
photo_camera El PSOE exige a Chueca un consenso de fechas para el debate del estado de la ciudad, fijado en julio

Los socialistas del Ayuntamiento de Zaragoza muestran su profundo descontento por las fechas elegidas para el próximo debate sobre el estado de la ciudad, previsto para los días 11 y 12 de julio. La portavoz del PSOE en el consistorio, Lola Ranera, ha criticado duramente a la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, por “no haber buscado un consenso en la Junta de Portavoces y de usar el debate para su propio márketing”.

El PSOE insiste en que se trata de un “movimiento muy medido para que el debate coincida con el inicio de las obras para la demolición de La Romareda”, previstas para principios de julio. Asimismo, los socialistas insisten en que las fechas escogidas se amoldan al balance de los primeros 12 de meses de gobierno de Natalia Chueca, algo que “se podría mezclar con el verdadero propósito del debate sobre el estado de la ciudad”.

El debate sobre el estado de la ciudad se ha celebrado tradicionalmente en los meses de noviembre o diciembre, y la portavoz del PSOE, Lola Ranera, ha recordado que “los últimos 12 debates han sido por esas fechas, con la navidad al caer y haciendo un balance del año, algo que no tiene ningún sentido si se realiza a mitad de año, cuando empiezan las vacaciones para muchos zaragozanos”.

Algo que tampoco ha gustado a los socialistas del Ayuntamiento de Zaragoza ha sido la falta de consenso en la Junta de Portavoces, que “históricamente se ha caracterizado por su unanimidad y que ahora está tomando una deriva autoritaria por parte de Chueca”, ha remarcado la portavoz del PSOE, Lola Ranera. La edil socialista ha recordado que “nadie se encargó de comunicar las fechas elegidas para el debate, algo que no ocurría durante la etapa de María Navarro”, antigua portavoz en el Gobierno de Jorge Azcón.

Por estas razones, la portavoz municipal socialista, Lola Ranera, ha solicitado una junta de portavoces extraordinaria para “volver al consenso democrático y la razón”. “Chueca trata a Zaragoza como si fuera un plató de televisión y una empresa de márketing por la que todos pasamos”, ha añadido Ranera en una de sus críticas más duras hacia la alcaldesa de Zaragoza.

“No se ha producido ningún tipo de llamada entre PSOE y PP acerca de las fechas del debate sobre el estado de la ciudad”, ha sentenciado la portavoz del PSOE, que ha pedido “respeto al Ayuntamiento y a la ciudadanía de Zaragoza”. A su vez, ha elogiado la capacidad de consenso que sí tuvieron los antecesores de Chueca “fueran del partido que fuesen”, refiriéndose a Santisteve, Belloch y Azcón, que celebraron los debates sobre el estado de la ciudad en los meses de noviembre o diciembre.