Primeros pasos para la regeneración del Huerva: “Queremos que deje de ser la cloaca de Zaragoza”

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha destacado que el objetivo del Ayuntamiento de Zaragoza es convertir uno de los espacios más degradados de la ciudad en un oasis verde por el que los ciudadanos puedan pasear
Una de las claves del proyecto será la mejora de la accesibilidad para la población al espacio ribereño
photo_camera Una de las claves del proyecto será la mejora de la accesibilidad para la población al espacio ribereño

La regeneración del río Huerva, para que pueda convertirse en un gran bulevar verde a su paso por Zaragoza, comenzará a partir del segundo semestre de este año. En unos días está previsto que salga a exposición pública el proyecto de una primera fase que se centrará, entre otras cuestiones, en la limpieza de basura del cauce y en la creación de una gran tanque de tormentas en los antiguos viveros Sopesens.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha destacado que el objetivo del Ayuntamiento de Zaragoza es convertir uno de los espacios más degradados de la ciudad en un oasis verde por el que los ciudadanos puedan pasear.

“Ha llegado el momento del cambio para que deje de ser un cuarto oscuro y cloaca de la ciudad y se convierta en un corredor verde que atraviese varios barrios y también se transforme en un refugio único para la biodiversidad”, ha sostenido y ha añadido que quiere que el Huerva se convierta en un legado de sostenibilidad para las futuras generaciones.


La primera fase renovará también los colectores en la margen derecha y se realizarán trabajos de estabilidad y seguridad de los muros. Costará ocho millones de euros, de los que cinco serán de fondos europeos, y durará siete meses. Además, pondrá las bases para una segunda fase que arrancará en 2025, una vez termine la primera, y que se centrará en la reconstrucción paisajística,el embellecimiento y reverdecimiento de la zona.

En la financiación también participa el Gobierno de Aragón. El consejero de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, ha destacado la importancia de esta obra. “Es extraordinariamente compleja por las pendientes que hay entre los edificios y el cauce. Estoy convencido de que el Ayuntamiento hará del Huerva una de las grandes obras de legislatura”, ha sostenido.

PPRIMERA FASE

huerva2
La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, visita el cauce del Huerva

Las actuaciones, que se realizarán de manera simultánea y progresiva, abarcarán una superficie en proyección horizontal de unos 80.000 m2 del tramo del río Huerva: unos 800 metros de extensión longitudinal en el primer tramo, 400 m de longitud el segundo; y unos 1.300 metros en el tercero.

La obra proyecta licitar 2 lotes de ejecución, cuyo alcance coincide respectivamente con el de las dos convocatorias de la Fundación Biodiversidad dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), financiado por la Unión Europea a través de los Fondos NextGeneration, para cuyo desarrollo se han obtenido en sendas subvenciones de cerca de 5 millones de euros.

A ello hay que sumar las aportaciones de hasta 20 millones de euros que el Gobierno de Aragón se comprometió a invertir dentro de los acuerdos de la Comisión Bilateral con el Ayuntamiento de Zaragoza.

Por tanto, las primeras acciones serán las recogidas en el proyecto de la fase 1 y que comenzarán con los trabajos de limpieza de basuras y de elementos de la acción humana y otros enseres que llegan al cauce del río. A ello le proseguirá la retirada del mobiliario urbano e instalaciones existentes en el ámbito de actuación como barandillas, bancos, papeleras, juegos infantiles, aparcabicicletas, etc, que se acopiarán adecuadamente para su posterior reutilización en la Fase 2 de la obra.

A partir de ahí llegarán la eliminación de las cimentaciones de este tipo de mobiliario, así como los posibles pavimentos de hormigón, con adoquines o baldosas; algunos muros de ladrillo o petos de piedra detectados; y la solera de los antiguos viveros Sopesens.