PEQUEÑO COMERCIO

El PP pedirá en el Pleno que se reactive el plan local de comercio

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Eloy Suárez, ha anunciado que su formación pedirá en el próximo Pleno que se reactive el plan local de comercio. Tras una reunión, con regentes de este tipo de establecimientos, Suárez ha constatado “los importantes problemas que sufren los barrios” para mantener estos locales y los empleos que crean.

Zaragoza.- El comercio de proximidad de Zaragoza está sufriendo especialmente la crisis económica. Unido a la bajada del consumo, los vendedores lamentan los problemas de movilidad actualmente en la ciudad. Y es que los establecimientos de toda la vida ven cómo disminuyen sus clientes por no poder aparcar.

Esta foto fija es la que han trasladado varios vendedores del barrio zaragozano de San José al portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital aragonesa, Eloy Suárez. Éste les ha prometido que pedirá en el próximo Pleno que se reactive el plan de comercio de la ciudad. “Estaba dotado con 400.000 euros y que de golpe y un plumazo se ha quedado a cero”, ha lamentado Suárez.

La forma de conseguirlo sería, según Suárez, quitando partidas como la destinada para el Centro de Artes y Tecnología (CAT). Y es que para el líder de los populares zaragozanos, el alcalde Juan Alberto Belloch tiene la obligación de apoyar al pequeño comercio “porque son generadores de empleo en estos momentos de crisis económica”.

Una reclamación que han apoyado los dueños de estos establecimientos. David Pastor, de Arteluz Iluminación, ha resaltado que él está al frente de la segunda generación de un negocio con 24 años a sus espaldas “y cada vez es más difícil de luchar frente a los grandes comercios”.

Pastor ha resaltado que la venta es muy distinta porque “nosotros lo hacemos de tú a tú y aconsejamos siempre”, pero que “tener problemas como que no tengan aparcamientos cerca genera que muchos clientes no entren”.

Algo que comparte Pedro, de Praderas Fotógrafo, quien lamenta la falta de aparcamiento o zona azul en la ciudad para que los clientes “puedan disfrutar de sus compras sin sufrir por su vehículo”.