Dos policías salvan la vida en Zaragoza a una bebé de un año que no podía respirar

Los agentes actuaron como ángeles de la guardia de la pequeña y lograron salvarle de una obstrucción en la vía respiratoria
Imagen de archivo de un coche de la Policía
photo_camera Imagen de archivo de un coche de la Policía

Una bebe de tan solo un año de edad ha vuelto a nacer en Zaragoza gracias a la ayuda de dos policías nacionales. Los agentes actuaron como ángeles de la guardia de la pequeña y lograron salvarle de una obstrucción en la vía respiratoria. Los hechos sucedieron al mediodía del sábado, 8 de junio.

Fue en ese momento cuando una mujer solicitó ayuda desde la calle porque su hija de tan sólo un año de edad no podía respirar. Cuando la patrulla de seguridad ciudadana llegó al lugar, los viandantes que había en la zona les comunicaron que un hombre la había llevado al centro de salud de la calle Lolita Parra, en el barrio Oliver.

Los agentes se dieron cuenta que ese centro sanitario se encontraba cerrado y decidieron acudir allí. Se encontraron a la madre desesperada aporreando la puerta y los policías no dudaron en actuar.

Uno de ellos cogió a la bebé en el antebrazo en posición de cúbito prono y comenzó a darle pequeños golpes en la espalda con la mano para que expulsase el objeto que obstruía su vía respiratoria. Tras introducirle un dedo en la garganta pudo extraer una flema de grandes dimensiones y comenzar a respirar con normalidad.

A continuación fue trasladada al Hospital Materno Infantil para valoración.