La Pink Slip Party junta a parados y reclutadores de personal

La Azucarera albergará este 24 de mayo un singular encuentro entre parados y reclutadores de personal. La Pink Slip Party, llamada así por el color de la tarjeta de los desempleados en EEUU, pone en contacto a ambas partes en un entorno distendido con el objetivo de mejorar la búsqueda de empleo. Participarán unas 120 personas.

Zaragoza.- La Pink Slip Party convertirá a La Azucarera este jueves en un punto de encuentro entre desempleados y empresarios. El evento, llamado así por el color de la tarjeta de los desempleados en EEUU, une a buscadores de empleo con reclutadores y empresas para que puedan ponerse en contacto directo, en un entorno distendido.

Entre las actividades que se desarrollarán en esta tercera edición, el director de Zaragoza Activa, Raúl Oliván, ha destacado que los parados presentes aprenderán a presentarse en un minuto y a sacar el máximo rendimiento de su currículum.

El objetivo, según sus palabras, es favorecer el encuentro entre empresas, reclutadores y consultores para que surjan “consejos y primeras aproximaciones”. “Siempre surge alguna oportunidad laboral y sirve para cambiar el chip y la dinámica de la gente que busca trabajo”, ha recalcado.

El origen de este evento está en los Estados Unidos y se remonta al estallido de la burbuja de las empresas .COM en Estados Unidos, donde surgieron las “Pink Slip Parties” a imagen y semejanza de las “Tea Parties” y con la clara idea de activar la búsqueda de empleo de quienes estaban sin trabajo, al poner en contacto a estos con empresas de selección. El nombre viene del color rosa en el que se suele imprimir en Estados Unidos la carta de comunicación de despido.

Respecto al perfil de parados que acuden a esta cita, Oliván ha señalado que no hay requisitos especiales, aunque interesan perfiles profesionales relacionados con ámbitos cualificados de trabajos.

Sobre la posibilidad de que se formalicen contratos de trabajo, ha aclarado que es complicado, pero sí que se sirve para iniciar una primera ronda de contactos. “Sirve para que los desempleados salgan de esa espiral de inacción y de realizar cursos de muchas horas, que les meten en un bucle de apatía”, ha subrayado.

Las empresas y reclutadores que participan suelen pertenecer principalmente a pymes y grandes empresas del sector servicios y del comercio.