La pastelería Toque de Canela gana el I Concurso de Postres Goyescos con sus "Suspiros de Alba"

Para hacer este dulce, la pastelería se ha inspirado en la leyenda que dice que la Duquesa de Alba le pidió a Goya que pintara un retrato suyo 

toque-de-canela
photo_camera El premio consiste en un diploma acreditativo y un lote de productos aragoneses

Sandra Ibáñez y Víctor Goñi, propietarios de la pastelería Toque de Canela (San Vicente de Paúl 7, Zaragoza), han sido los ganadores del I Concurso de Postres Goyescos organizado por la Fundación Goya en Aragón. Han logrado el premio con el dulce ‘Suspiros de Alba’, del que la entidad ha destacado la originalidad de la propuesta.

El premio consiste en un diploma acreditativo y un lote de productos aragoneses, valorados en 150 euros. El acto de entrega del reconocimiento tendrá lugar el martes 14 de mayo, a las 12.00 horas, en la Sección de Etnología del Museo de Zaragoza, en la Casa Pirenaica del Parque Grande José Antonio Labordeta.

Con ‘Suspiros de Alba’, Sandra Ibáñez y Víctor Goñi se han inspirado en la leyenda que dice que la Duquesa de Alba, una de las mujeres más poderosas y ricas de la España del siglo XVIII y XIX, le pidió a Goya que pintara un retrato suyo.

Según la leyenda, Goya pintó un pequeño retrato de la duquesa en la cáscara de un huevo, utilizando una técnica de miniatura. Se dice que cuando la duquesa vio el retrato, quedó tan impresionada y complacida que le ofreció a Goya un postre que ella misma había preparado como muestra de agradecimiento. El postre se llamaba  'Suspiros de Alba’, una delicia dulce y delicada que se convirtió en un símbolo de la relación entre Goya y la duquesa.

En este postre han evocado la leyenda, haciendo un huevo de chocolate blanco, en referencia al huevo del grabado, relleno de un bizcocho financier de almendra bañado en aroma de azahar, con una orange curd, coronada con un toque de chocolate rubí con frambuesas y caramelo violeta para darle un sabor cítrico y floral, como Sevilla, ya que la familia de la duquesa siempre ha tenido fuertes vínculos con esta ciudad.