La parada de autobuses de Interpeñas se traslada por motivos de seguridad

La seguridad de las Fiestas del Pilar de este 2011 se va a centrar en los acontecimientos masivos, como el pregón y los conciertos, y en las carpas de Interpeñas y Valdespartera. La única novedad es que se modifica la situación de la parada de autobuses en Interpeñas, ya que en 2010 estaba muy cerca de la autovía de Madrid-Barcelona.

Zaragoza.- Cada vez queda menos para las Fiestas del Pilar y algunos temas como el dispositivo de seguridad que se va a poner en marcha para los festejos ya se va perfilando. Este martes ha tenido lugar la última Junta Local de Seguridad en la que se ha remarcado que los acontecimientos masivos, como los conciertos y el pregón, y las carpas de Valdespartera e Interpeñas van a ser los principales lugares en los que se van a intensificar los esfuerzos.

En el caso de Interpeñas, como ha explicado el delegado del Gobierno, Javier Fernández, “tenemos antecedentes de años anteriores y sólo se han repasado las medidas de seguridad. El único cambio se encuentra en las modificaciones en las paradas de autobuses”.

Esto se debe a que en el año 2010 las paradas se encontraban próximas a una rotonda de entrada y salida de la autovía Madrid-Barcelona, por lo que se ha decidido buscar una nueva ubicación para mejorar la seguridad. A este respecto, la consejera municipal de Servicios Públicos, Carmen Dueso, ha remarcado que los autobuses van a parar “más en la zona norte”.

En cuanto a la carpa de Valdespartera, Fernández ha recordado que “están pendientes tres expedientes sancionadores de 6.000 euros cada uno por no tener accesible la salida de seguridad y bloquearla con material propio de la carpa”. Por ello el delegado espera que este año “no haya ningún tipo de infracción ni se tenga que empezar ningún expediente”. Desde la Delegación del Gobierno también han señalado que este 2011 Valdespartera cuenta con la ventaja de que “el tranvía pasa muy cerca”.

Además, el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco, ha confirmado que los aforos de ambas carpas este año “son algo menores”. El objetivo del dispositivo de seguridad, que va a ser reforzado con unidades de fuera de Zaragoza, es que las fiestas “se desarrollen sin problemas”, ha finalizado Fernández.