Las obras de la nueva estación de Goya concluirán en primavera

La primavera de 2012 será el momento en el que las obras de la estación de Goya estarán finalizadas. Los trabajos continúan según lo previsto y en la actualidad se centran en el edificio de viajeros, con la estructura subterránea completada y la adecuación del túnel terminada. Este jueves Víctor Morlán supervisará su estado.

Zaragoza.- El secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras, Víctor Morlán, visita este jueves las obras de construcción de la nueva estación de cercanías de Goya, en Zaragoza, cuya inversión supera los 44 millones de euros. Morlán supervisará el avance de los trabajos, que se están adecuando a los plazos de ejecución establecidos para llegar al plazo previsto que es el de la primavera de 2012 con todo terminado. Actualmente se están concentrando en la construcción del edificio de viajeros, una vez se ha completado la estructura subterránea, y la adecuación del túnel de ancho convencional a la nueva configuración.

El óptimo desarrollo de las obras reafirma el decidido compromiso del Ministerio de Fomento de potenciar una infraestructura ferroviaria de referencia para los ciudadanos de Zaragoza mediante un red de transporte de proximidad dotada de elevados estándares de calidad, eficiencia, seguridad, modernidad, funcionalidad, accesibilidad y sostenibilidad, a la vez que garantiza la intermodalidad con otros sistemas de transporte público y con la alta velocidad.

Esta actuación, que ofrecerá a los ciudadanos mejores y mayores posibilidades de movilidad, representa un paso más en la profunda transformación que está experimentando Zaragoza en los últimos años, ligada estrechamente al desarrollo de las infraestructuras ferroviarias, como la llegada de la Línea de Alta Velocidad y la puesta en servicio de la línea de cercanías Casetas-Miraflores, que se verá consolidada con la próxima entrada en funcionamiento de la estación de Goya.

Nuevo exponente de transporte público

La estación de Goya se convertirá en un referente arquitectónico y de movilidad para la capital aragonesa por su diseño, gracias a un edificio plenamente integrado en el entorno urbano; por su ubicación, al ser la más céntrica de la línea de cercanías, y por su funcionalidad, al conectar con la línea 1 del tranvía. Estos factores convierten a las nuevas instalaciones en un espacio significativo para el desarrollo socioeconómico y la red de transporte público de Zaragoza.

Estará situada en la isleta central de la avenida de Francisco de Goya, en el tramo comprendido entre las calles Cortes de Aragón y Martín Ruiz de Anglada. El edificio se ha diseñado con criterios de modernidad, accesibilidad y sostenibilidad, con espacios diáfanos y acristalados para aprovechar la luz natural.

Imagen de archivo de Víctor Morlán

Las instalaciones estarán distribuidas en dos niveles: el primero de ellos, situado a cota de calle, estará integrado por el vestíbulo del edificio de viajeros, que tendrá una superficie de 560 metros cuadrados y albergará la zona de atención al cliente, locales de uso comercial, taquillas y aseos públicos. Los dos accesos estarán situados en la zona este, bajo la cubierta, y en la zona suroeste, junto al Paseo Gran Vía y frente a la parada del tranvía.

En la planta subterránea estará situado el andén central, de 160 metros de longitud útil, una anchura de hasta trece metros y una altura de 68 centímetros respecto a la cota de carril para facilitar un tránsito más seguro y cómodo a los trenes. Para facilitar el tránsito de personas con movilidad reducida, las nuevas instalaciones serán plenamente accesibles y las conexiones entre el vestíbulo y el andén dispondrán, además, de escaleras fijas, de dos escaleras mecánicas y un ascensor.

Avance de las obras

Hasta la fecha se ha completado la estructura subterránea de la estación, mediante la construcción de las pantallas perimetrales y la adecuación del túnel de ancho convencional a la nueva configuración. Para ejecutar esta actuación, se modificó la rasante de las vías en una longitud de 410 metros, se demolieron 310 metros de la estructura y se excavó el nuevo tramo soterrado.

Estos trabajos se realizaron entre el 4 de mayo y el 11 de agosto, lo que obligó a interrumpir el servicio de ancho convencional. Esta compleja operación de ingeniería se completó con éxito y mejorando en nueve días los plazos de ejecución previstos. De forma paralela, se finalizó la losa de cubrimiento, que ocupa una superficie de 5.200 metros cuadrados, se llevó a cabo el montaje de la superestructura, dotada de vía en placa y de catenaria rígida, y se adaptaron las instalaciones de seguridad y comunicaciones. Asimismo, se ejecutó la mayor parte de la estructura del andén y se acondicionaron los cuartos técnicos situados en los extremos.

Imagen de archivo de las obras

Los trabajos se están concentrando actualmente en la construcción del edificio de viajeros, destacando la finalización de la estructura de vigas de madera laminada que soportará la cubierta, de 1.170 metros cuadrados de superficie y diseño ondulado con una altura máxima de diez metros. Además, se están instalando las diferentes capas de la cubierta, como el aislamiento térmico y la impermeabilización, y posteriormente se realizará la fachada, integrada por una zona acristalada y otra de material porcelánico. Por otro lado, se están llevando a cabo los trabajos de configuración definitiva de la planta del vestíbulo del edificio de viajeros, una vez se han colocado las dos escaleras mecánicas y la estructura auxiliar del ascensor.

Paralelamente, se está culminando la parte norte del andén de forma previa a su pavimentación, con la colocación de 1.600 metros cuadrados de solado de granito y la instalación de una banda led en el borde, que transmitirá información al viajero del paso de trenes mediante diferentes estados: línea apagada, en ausencia de tren; línea ámbar intermitente, cuando el tren esté entrando; línea ámbar fija, cuando el tren esté detenido; línea ámbar intermitente, cuando el tren inicie el movimiento de salida y hasta abandonar la estación; y línea ámbar fija, en caso de detectarse un fallo eléctrico, funcionando así como sistema de alumbrado de emergencia. Estos dispositivos están destinados especialmente a las personas con deficiencias sensoriales.

Posteriormente, se colocará frente al andén un revestimiento de paneles de acero, de más de 300 metros cuadrados cada uno y diseñados con temáticas del pintor Francisco de Goya. También se están ejecutando trabajos de los sistemas de ventilación. Por último, se están llevando a cabo actuaciones de reurbanización en un ámbito de 4.800 metros cuadrados comprendidos en el entorno y la isleta central en la que se sitúa el edificio de viajeros.