Las obras de la calle Manifestación arrancan el lunes con el objetivo de que esté lista en Pilares

Los trabajos comienzan apenas unas semanas después de la Semana Santa, periodo en el que las cofradías emplean la calle Manifestación durante sus procesiones
Manifestacion2
photo_camera Los trabajos renovarán el pavimento envejecido, las aceras estrechas y las luminarias con lámparas poco eficientes

La reforma integral de una de las vías más céntricas de Zaragoza, la calle Manifestación, arrancará finalmente este lunes con posibles cortes de tráfico. Las obras durarán aproximadamente seis meses y las ejecutará Vialex Constructora Aragonesa por 836.756,54 euros.

Los trabajos comienzan apenas unas semanas después de la Semana Santa, periodo en el que las cofradías emplean esta céntrica calle durante sus procesiones. A partir del lunes comenzarán los trabajos de vallado y a lo largo de la semana entrarán las máquinas para comenzar a picar el asfalto.

El objetivo del Ayuntamiento es que las obras esté terminadas antes de octubre, dado el importante uso de este vial también durante las Fiestas del Pilar, al encontrarse en el corazón del Casco Histórico.

Con esta reforma integral se quiere “poner en valor esta vía histórica de la ciudad (antiguo Decumano romano), de gran tránsito turístico y que une la calle Alfonso con el Mercado Central", explicó hace un mes el responsable municipal de Urbanismo, Víctor Serrano.

¿CÓMO SE REFORMARÁ?

El objetivo es transformar la vía actual de pavimento envejecido, aceras estrechas y luminarias con lámparas poco eficientes, en una calle de aceras más anchas y con la calzada elevada a la misma cota, de forma que se cree una plataforma única en la que las zonas de peatones se separarán de la destinada al tráfico mediante el uso de distinto pavimento y baldosas podotáctiles marcando el límite entre ambas áreas.

En el tramo de la calle que discurre junto a la plaza del Justicia, entre las calles Manifestación y Santa Isabel, también se realizará el formato de plataforma única para conectarla con la calle Santa Isabel, que se encuentra ya elevada a esa cota.

El proyecto plantea una calzada de un sólo carril de circulación de tres metros de anchura para ganar espacio para el peatón y reserva espacio para siete plazas de carga y descarga reguladas distribuidas en tres zonas, dos en el tramo entre las calles Alfonso I y La Virgen y una junto a la plaza del Justicia.

VÍA PACIFICADA CON PRIORIDAD PEATONAL

Manifestacion1
La calle tendrá prioridad peatonal tras las obras

La velocidad en esta vía se limitará a 20 kilómetros por hora y la prioridad será peatonal. Para la calzada y la zona de aparcamiento, se ha optado por un pavimento continuo de hormigón acabado con árido visto y tamaño máximo del árido 12 mm, por su mayor durabilidad y fácil conservación. Para las aceras, está previsto colocar losa de granito de dimensiones 40 x 60 cm y de 6 cm de espesor.

En el límite entre la banda de circulación de vehículos y las bandas peatonales se coloca baldosa podotáctil de advertencia, con contraste de color, delimitando la zona de tránsito seguro, con una anchura de 40 centímetros.

Asimismo, se proyecta baldosa podotáctil direccional, con contraste de color, en los puntos de paso preferente de peatones, de fachada a fachada, así como en zonas de cruces de calle o pérdida de línea de fachada.