La morosidad en las comunidades vecinales baja en Aragón un 2,5%

La morosidad en las comunidades de vecinos ha bajado en Aragón un 2,5% a lo largo del pasado 2015, aunque es una de las comunidades autónomas en las que menos se ha reducido esta cifra, según el Colegio de Administradores de Fincas de Aragón. No obstante, la morosidad de las entidades financieras ha bajado un 14%.

Zaragoza.- La morosidad en las comunidades de vecinos de Aragón ha bajado un 2,5% en 2015, aunque es una de las zonas del país en la que menos se ha reducido este porcentaje, según datos del Colegio Oficial de Administradores de Fincas de Aragón. No obstante, desde la morosidad de las entidades financieras ha bajado un 14% porque están saliendo a la venta muchos de los pisos que tenían.

El presidente de este organismo ha agregado además que, según los datos el Observatorio del Consejo General del Colegio de Administradores de Fincas, en España las entidades bancarias tenían un millón de pisos. Ahora, según ha manifestado, "se está reactivando la economía, pero es más lento de lo que parece".

Ruiz ha explicado que hay tres clases de morosos. Por un lado están los que no pagan porque no pueden "y son los que menos me preocupan", ha aclarado. En ese caso "se acuerda un calendario de pago y cobro". En segundo lugar están los morosos "profesionales", tal y como los ha calificado, que son los que "no pagan porque no quieren y cuando se le lleva al juzgado finalmente abonan la cantidad". Y finalmente se encuentra la morosidad de las entidades financieras, que se da porque adquirían pisos que no inscribían en el Registro.

La morosidad para las comunidades de propietarios supone una problemática "importante" ya que la media de morosidad en una comunidad de propietarios ronda los 1.300 euros. Y aunque en una comunidad grande "no es mucho", en una pequeña "crea problemas a la hora de adoptar cualquier reparación".

Son datos extraídos del informe sobre la morosidad en España que elaboró el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas, a través de una encuesta realizada entre sus 15.500 colegiados. A nivel nacional, del documento se concluye que la morosidad en España se ha reducido en un 2,32% respecto al 2014. En concreto, se estima que el importe global alcanza los 1.812 millones de euros, frente a los 1.855 millones del ejercicio 2014.

Por lo que respecta a la morosidad bancaria, el informe contempla que se estima una diminución de un 14,67%, alcanzándose los 377 millones de euros, frente a los más de 445 millones del año 2014.