Un mes para empezar a decir adiós a La Romareda

Si todo continúa sin ningún contratiempo imprevisto, el próximo 8 de julio comenzarán los primeros trabajos de demolición de La Romareda, centrados en la grada Gol Sur, el edificio de Urbanismo y El Cubo
romareda-gol-sur
photo_camera Durante los últimos días, coincidiendo con el final de la temporada, tanto el Real Zaragoza como los otros dos socios de La Nueva Romareda han realizado diversos actos para despedirse de esta grada

Un mes, 30 días, es lo que le queda a la afición del Real Zaragoza para comenzar a decir adiós a su vetusto estadio. Si todo continúa sin ningún contratiempo imprevisto, el próximo 8 de julio comenzarán los primeros trabajos de demolición de La Romareda, centrados en la grada Gol Sur, el edificio de Urbanismo y El Cubo, que se prolongarán hasta fin de año, dejando al campo sin uno de sus fondos más icónicos.

Durante los últimos días, coincidiendo con el final de la temporada, tanto el Real Zaragoza como los otros dos socios de La Nueva Romareda han realizado diversos actos para despedirse de esta grada bajo el lema “Eterno Gol Sur”. Nada más acabar el partido ante el Albacete, el club inició un sentido homenaje con leyendas del club para decir adiós al fondo, mientras que los aficionados podrán despedirse en las jornadas de puertas abiertas en La Romareda.

Tal estado de locura generó entre la afición la despedida de su querido Gol Sur que decenas de aficionados se llevaron su asiento a casa tras el partido ante el Albacete, lo que puede llevar a provocar cierto perjuicio al club o a las instituciones, ya que esa zona se usará para los asistentes al concierto de Bunbury. Por ello, será necesario reponer esas localidades o trasladarlas de otras partes del estadio.

gol-sur-romareda
El Gol Sur será la primera parte propia del estadio que desaparezca del mapa

LA PRIORIDAD, EL EDIFICIO DE URBANISMO

No obstante, que nadie se ponga nervioso si llega el 8 de julio y no ve una legión de obreros picando sobre el Gol Sur. Ese día, tal y como recoge el pliego de condiciones, se firmará el acta de replanteo, lo que da inicio a todos los trabajos. Esa misma semana, la adjudicataria debe entregar el plan de desamiantado para obtener el informe favorable al desmontaje, así como los planes de seguridad y salud, de control de calidad y de gestión ambiental. Mientras, podrían comenzar los derribos del edificio de Urbanismo y El Cubo.

En este tiempo, la prioridad absoluta será el derribo del edificio de Urbanismo, situado junto a la plaza de Eduardo Ibarra, ya que esa zona debe quedar totalmente despejada para el primer partido de Liga. A falta de confirmación por parte de LaLiga, el calendario de la próxima temporada se conocerá en la última semana de junio, -el playoff de ascenso a Primera finaliza el día 23- y no sería de extrañar que el Real Zaragoza jugara varios partidos fuera de casa en agosto para disponer de más tiempo para las obras, como ya han hecho otros clubes años atrás.

romareda-urbanismo
El derribo del edificio de Urbanismo a tiempo para el primer partido de Liga será la gran prioridad en estas semanas

Así, siguiendo el calendario, que siempre son orientativos, no sería hasta la semana 6 -en torno a mitad de agosto o ya entrada la segunda quincena- cuando comenzarían los trabajos de demolición del graderío de Gol Sur, una vez esté retirada la cubierta. Esta es una de las imágenes que quedarán en la retina de los aficionados zaragocistas, cuando vean las grúas y las máquinas de demolición convertir su mítico estadio en pedazos.

CÓMO SERÁN LOS TRABAJOS

Para llevar a cabo estos trabajos, las empresas adjudicatarias, OHL y Deltapunt 3.000 proponen contar con hasta once equipos, con un turno de trabajo de lunes a viernes, sin descartar el incremento de trabajadores y turnos, incluso en fin de semana o festivos si es necesario para acabar a tiempo. El primer paso será Urbanismo, con la ubicación de un perímetro de seguridad en torno al sótano. Los residuos irán cayendo a las plantas inferiores, desde donde se irán retirando, y se instalarán unas escaleras de emergencia para las zonas habilitadas para la UCO y la prensa dentro del estadio.

De cara al Cubo, el primer paso será desmontar los vidrios exteriores y, seguidamente, proceder a los desmontajes interiores de techos, suelos, carpinterías e instalaciones. Continuarán con la demolición mecánica de la estructura del edificio, la solera, los muros de sótano y las cimentaciones. Además, proponen rellenar el hueco de la planta sótano con tierras procedentes de la excavación de la grada Sur.

Mientras, el derribo del graderío se iniciará con el desmontaje de las butacas, la retirada de la cubierta y la demolición del resto de elementos de la grada, empezando por el cerramiento de la fachada, las divisiones de las zonas de asientos, los cuartos de planta baja y las barandillas. De esta forma, se posibilitará la demolición con maquinaria pesada de la estructura metálica de cubierta y gradas.

Durante esta obra, uno de los aspectos más peliagudos y delicados será el desamiantado de las placas de fibrocemento de la cubierta, que deberá retirarse sin herramientas y prácticamente a mano. En este sentido, resaltan que Deltapunt cuenta con personal y medios propios para trabajar con material con amianto, mientras que el resto de ofertas recurrían al uso de empresas externas. Además, desde las empresas no descartan incluso que pueda haber elementos con amianto también en los edificios de Urbanismo y Cubo, para lo que tendrán que presentar un Plan de Trabajo propio.