Más seguros, más cómodos y con mayor autonomía: Zaragoza comprará otros 40 buses a estrenar en 2025

El porcentaje de vehículos eléctricos en la flota de autobuses se elevará al 31,8%
Autobuses-eléctricos-Zaragoza-4
photo_camera Los nuevos autobuses llegarán en el primer semestre de 2025

A falta de que lleguen los últimos 10 autobuses eléctricos del modelo ieTram de Irizar que el Ayuntamiento de Zaragoza adquirió en la primera convocatoria de Fondos Europeos, la alcaldesa de la ciudad, Natalia Chueca, ha anunciado que la ampliación de la flota continúa. En este caso, el gobierno de Zaragoza ha dado luz verde a la compra de otros 40 nuevos autobuses 100% eléctricos del modelo Mercedes-Benz eCitaro. Al igual que los que ya circulan por la ciudad serán de color verde, aunque incorporarán los últimos avances tecnológicos.

En concreto, se trata de 25 autobuses de 12 metros y 15 autobuses de 18 metros (articulados) que llegarán, según lo previsto, en el primer semestre de 2025. Para la compra se contará con la ayuda de 8,9 millones de euros de los fondos Next Generation, así como casi tres millones de euros para completar la electrificación de cocheras.

“Se suman a los 72 que ya tiene la ciudad de Zaragoza. Por lo tanto, en unos meses casi un tercio de la flota, 112 autobuses, será cero emisiones. Esto va a suponer un ahorro de más de 1.080 toneladas de CO2 a lo largo de la vida útil. Vamos a seguir mejorando la calidad del aire de la ciudad y nuestro compromiso con la reducción de emisiones”, ha afirmado Chueca.

NOVEDADES

A diferencia de los autobuses eléctricos que han ido llegando en los últimos meses, los de este nuevo modelo aumentarán su autonomía de los 180 o 200 kilómetros hasta los 230. Más allá de algunas detalles que pueden observarse a simple vista, estos vehículos incorporan mejoras en accesibilidad, suspensión neumática integral, sistema de regulación de balanceo y cabeceo y novedades en materia de seguridad.

En este sentido, cuentan con asistente de giro y de cambio de carril, aviso de peatones y ciclistas, sistema de frenado automático en caso de colisión o Alcolok, es decir, un sistema que obliga al conductor a soplar y dar negativo en prueba de alcoholemia antes de arrancar el vehículo. Además, en materia de accesibilidad incorporan rampa eléctrica y manual y un sistema de guiado óptico-acústico que facilita el acceso al interior del autobús a personas invidentes o con deficiencia auditiva.