"Si se marcha Belloch, afectará a la ciudad en lo mínimo"

El acuerdo de gobernabilidad firmado entre CHA y PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza va más allá de sillones y de cargos. Al menos, así lo asegura el portavoz municipal de CHA, Juan Martín, quien afirma que si Belloch cambiara la Alcaldía por el Senado, afectaría a la ciudad "en lo mínimo", porque "no es una cuestión de personas, sino de proyectos".

Zaragoza.- Relanzar la situación económica del Ayuntamiento de Zaragoza, evitar recortes en las políticas sociales y apostar por la creación de empleo en la ciudad. Éstos son los tres objetivos prioritarios para el portavoz de CHA, Juan Martín, quien asegura que, tras cien días de gestión municipal, su formación está intentando llegar a acuerdos con el Gobierno de la ciudad para no salir mal parados.

Los retos, según Martín, que se definan las cuestiones que no son esenciales para el Consistorio y trasladar a la ciudadanía que la calidad de los servicios que presta el Ayuntamiento no es algo gratis. Eso sí, el portavoz de CHA quiere dejar claro que no quieren "ocupar sillones ni cargos" y que el acuerdo de gobernabilidad que se firmó con el PSOE no entiende de nombres y apellidos, sino de proyectos políticos y de fuerzas políticas.

Pregunta.- ¿Qué balance haría de los primeros cien días de Gobierno?
Respuesta.- Estos primeros cien días han sido de ir conociendo la situación económica del Ayuntamiento de Zaragoza. Los últimos cuatro años hemos tenido un acceso poco profundo a los datos del Consistorio, con mucho sesgo porque el anterior Gobierno PSOE-PAR no proporcionaba ningún dato con profundidad de la situación real económica. En estos días, lo que hemos hecho es ir conociendo esa situación real, que es más preocupante que la que se contaba en la pasada legislatura. No sólo en cuestiones que tienen que ver con las empresas zaragozanas y con las personas que contratan con el Ayuntamiento, porque los plazos de pago están dilatadísimos. También porque la situación económica es muy complicada.

P.- También lo es la situación política en el Consistorio...
R.- En estos momentos hay que tomar la temperatura política. La situación es totalmente inédita, pues hay un grupo que se quedó a unos miles de votos de tener la mayoría absoluta, el PP, y una mayoría clara de izquierda y centro-izquierda, porque también está incluido el PSOE. Estamos viendo si podemos llegar a acuerdos puntuales e intentando aparcar las diferencias para relanzar la situación económica.

P.- ¿Se siente más cómodo desde que está más cerca de Gobierno que otros grupos de la oposición?
R.- No me siento ni cómodo ni incómodo porque no me veo ni cerca ni lejos del Gobierno. Me veo en la posición en la que hemos decidido estar, que es la oposición. Evidentemente, no va a ser una oposición no constructiva, teniendo un Gobierno inestable, sino de intentar llegar a acuerdos. No por el PSOE ni por el alcalde de la ciudad, sino por la ciudad. Porque la situación económica y de empleo creemos que exige tener el máximo de cordura, sentido común e interés de llegar a acuerdos con el resto de fuerzas políticas.

P.- Recientemente se acordó una subida de impuestos, pactada con CHA e IU. ¿Cree que con los ingresos que se obtengan será suficiente o no para afrontar económicamente el nuevo curso?
R.- No será suficiente. Pero no lo sería aunque subiéramos los impuestos un 30%, y los hemos subido un 5%. Porque la situación que heredamos de las arcas municipales hace que, sin tomar un paquete de medidas que tienen que ver con impuestos y otro tipo de decisiones económicas, la prestación de servicios públicos esenciales y sociales se vea en peligro. Por eso no será suficiente. Pero nosotros apostamos para que las soluciones en materia económica no pesen exclusivamente por el bolsillo de los ciudadanos, y no perjudicar el empleo ni el consumo de las familias.

Por eso hemos querido dar un mensaje muy claro a la ciudadanía: Hay que colaborar en el mantenimiento de los servicios públicos sin que esa subida les pese notablemente en su economía doméstica. Pero también hay otro paquete de decisiones que tienen que ver con la renegociación de las condiciones de las contratas, activos económicos que el Ayuntamiento tiene dormidos sin utilizar, una negociación dura con el Gobierno de España y de Aragón para que cada uno asuma su responsabilidad…

P.- Se han conseguido algunas cosas importantes para CHA, como grabar más a las rentas más altas, uno de sus grandes caballos de batalla…
R.- Hemos conseguido que haya una contribución mayor por parte de las grandes empresas de la ciudad, las que tienen una facturación de más de un millón de euros, sobre todo las que tienen que ver con el sector del comercio y el sector bancario. El resto de empresas industriales que tienen también facturaciones por encima de un millón de euros van a pagar la mitad que estas otras.

Martín insiste en que la situación económica hace que haya que llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas

P.- ¿Por qué?
R.- Porque creemos que las sedes de las multinacionales en Zaragoza tienen dinero para pagar y contribuir y poder aportar más dinero al Ayuntamiento. Lamentablemente, con los impuestos y las tasas de los Ayuntamientos no se puede ir a toda la progresividad que nos gustaría. Nos gustaría que las rentas más altas pagasen evidentemente mucho más que las bajas. Porque creemos que es una cuestión de justicia social, pero el camino que te dejan las tasas y los impuestos municipales tal y como están configurados ahora es pequeño. Vamos a explorarlo. El elemento de mayor interés por nuestra parte es que el Ayuntamiento sea un agente de creación de empleo, no de destrucción de empleo, y ponga todas sus políticas municipales en la dirección de crear empleo, y en eso estamos en estos momentos.

P.- CHA también ha tenido que hacer algunos sacrificios en esa negociación... ¿Cómo explicaría a los ciudadanos que su grupo pactara una subida de tasas por encima del IPC?
R.- Lo explicaría de una forma gráfica. Si no pactamos una subida por encima del IPC que intente ir, de forma gradual, asumiendo los costes reales de los servicios públicos, dentro de muy poco tiempo esos servicios no se podrán prestar en el formato y con la calidad que se prestan en estos momentos. Pondré un ejemplo. Si no vamos de forma gradual subiendo las tasas de agua, basura y los impuestos no vamos a poder tener un mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad como el que tenemos, no podremos recoger la basura como hacemos en este momento o tener la frecuencia en los transportes públicos que hay ahora, y así sucesivamente. Si tenemos unos equipamientos y una actividad pública y municipal importante en la ciudad es porque los ciudadanos, en buena medida, de sus bolsillos la pagan. Y no podemos mandar la idea a la ciudadanía de que esto es gratis, que no sabemos muy bien quién lo paga.

"Nadie ha conseguido lo que va a conseguir CHA"

P.- CHA exigió que no se organizara Expo Paisajes 2014 y pidió un plan de Cercanías para Zaragoza. El borrador de ese plan ya existe. ¿Confía en que salga adelante, aunque algunos piensen que quedará en papel mojado?
R.- Lo creemos, pero no sólo porque lo vayamos a conseguir en las próximas fechas, que lo vamos a conseguir, sino porque estaremos detrás de ello durante los próximos cinco años. Quien crea que esto es papel mojado, supongo que desearía que no se firmase ningún tipo de acuerdo de carácter político ni jurídico entre Fomento, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento. Y que se lo explique a los ciudadanos. ¿Cómo puede ser que su técnica y su táctica de partido se anteponga a los intereses de la ciudad, no?

P.- ¿Qué supone llevar a término ese plan?
R.- Hasta ahora nadie ha conseguido lo que va a conseguir CHA. Nadie. Nadie ha conseguido que se vaya a redactar un estudio en dos meses con cargo al presupuesto vigente actual en el que se analizarán todas las demandas de la red de Cercanías de la ciudad y el entorno. Nadie ha conseguido que por el ancho internacional que transcurre por debajo del túnel de Goya vayan a ir los Cercanías, es decir, que vaya a funcionar como un metro. Hasta ahora nadie ha conseguido que haya un compromiso del Gobierno aragonés y de Fomento para poner en marcha un plan de cercanías en la red de Zaragoza. Para la gente que va a Plaza, los que irán a Arcosur o los que utilizan La Feria. Es un sistema Este-Oeste de comunicación entre Utebo y La Cartuja. La gente lo verá en funcionamiento, gracias al trabajo de CHA y yo espero que también del Consistorio, el Gobierno y el ministro de Fomento, el que hay ahora y el que habrá después. Nosotros no sólo queremos arrancar un compromiso político por escrito que sea evaluable, queremos sacar compromisos económicos.

P.- Con este plan de Cercanías se cumplirían dos de las tres peticiones de CHA. La tercera era que cuando se elabore el presupuesto no se hagan recortes en políticas sociales ni en empleo público. ¿Confía en que Belloch cumpla su palabra?
R.- Pues sí. La mejor garantía de que cualquiera que esté detrás de ese acuerdo cumpla lo acordado es que hacen falta 16 concejales para sacar adelante cualquier iniciativa en el Ayuntamiento. Estoy seguro de que durante cuatro años todo el mundo va a cumplir su palabra. Si no fuese así, no estaríamos garantizando la gobernabilidad en este momento de un alcalde socialista. La mejor garantía de la gobernabilidad y la estabilidad del Gobierno es que se cumplan los acuerdos. Si no se cumplen, pasaremos a una posición de oposición más dura y más contundente, que no tendrá que ver con el intento de entendimiento en el que está embarcada CHA. Además, los acuerdos a los que llega CHA son públicos y los de otras fuerzas políticas no los conocemos nadie. Nos vamos enterando por fascículos. Primero entran directores generales, luego senadores… Para nosotros no es una cuestión de sillones y cargos, sino de que haya obra pública importante que genere empleo.

P.- En una situación tan complicada para las arcas municipales, ¿cree que el presupuesto será inferior al del año pasado?
R.- La primera cuestión que tiene que tener muy claro ese presupuesto es que hay que pagar a los proveedores municipales y a las empresas de economía social que dependen del Ayuntamiento en Zaragoza. Esa es la mejor manera ya no de crear empleo, sino de no destruirlo. El presupuesto va a tener que adelgazarse de cuestiones que no son esenciales. Si alguien quiere correr una maratón tiene que quitarse kilos de encima. Ahora tenemos una carrera por delante de resistencia en la que hay que dosificarse y una distancia que batir, el tiempo que dure la crisis económica. La pelea política estará en decidir qué cuestiones no son esenciales.

P.- ¿Cuáles son esas cuestiones para CHA?
R.- Haremos un análisis detallado de todas las cuestiones partida por partida. Hemos llegado a un acuerdo para eliminar un buen número de actividades que no son esenciales en un decreto de austeridad que va a suponer un ahorro de más de 20 millones de euros. Desde coches oficiales, dependencias que no se utilizan, gestión de algunas áreas, escoltas…todo eso será el primer paquete. El segundo será el presupuesto. Pero que nadie se piense que la negociación de ese presupuesto será fácil. Va a ser muy complicada.

El portavoz de CHA confía en que Belloch no recorte el presupuesto en políticas sociales y empleo

El escenario electoral

P.- De cara al 20-N, CHA ha obtenido el sí del Comité Nazional para iniciar las negociaciones con IU y presentarse juntos a las elecciones. ¿Por qué esta vez sí que pueden ir juntos?
R.- Estamos en un momento absolutamente excepcional. La razón de ser de CHA es la defensa de Aragón y del aragonesismo político. Su identidad y su ser como pueblo desde una perspectiva de izquierda. El elemento central es Aragón y los aragoneses. Teniendo en cuenta la coyuntura económica, hay que intentar llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas. En este caso, son fuerzas que están en el segmento de izquierda como nosotros para defender mejor los intereses de los aragoneses. Y CHA intentará estar en el Congreso para defender los intereses de esta Comunidad. Esta vez es con IU, en otras ocasiones será en solitario o con otras fuerzas políticas. Porque el proyecto político está al servicio de Aragón, no Aragón al servicio del proyecto político. Si toca ir con IU, iremos con IU.

P.- ¿Cree que puede haber tensiones entre ambos partidos como la elección del cabeza de lista de la coalición?
R.- Sí, pero hay una buena voluntad y un interés por llegar a acuerdos por parte de IU y CHA. Somos dos fuerzas con culturas políticas muy diferenciadas, pero nos une un mínimo denominador común. No obstante, las negociaciones son complicadas y difíciles, porque hablamos con una organización que al final quien firma es su organización de Madrid, y ahí entra en juego no solo IU-Aragón, sino también IU-Madrid. Vamos a ver cómo articulamos eso. Pero siempre con un objetivo claro: La defensa de los intereses de Aragón desde una perspectiva de izquierda se hace mejor estando en el congreso que no estando.

P.- El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, encabezará la lista del Senado. ¿Cree que podrá compatibilizar el cargo como dice?
R.- Yo personalmente creo que hay dedicarse a una sola cosa en la vida. Pero el PP y el PSOE y otras fuerzas políticas creen que sus cargos públicos pueden dedicarse a estar en varias instituciones. No pasa eso en CHA porque creemos que hay que dedicar todo el esfuerzo personal a la institución principal. Para nosotros son las Cortes, el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Zaragoza y los ayuntamientos en los que estamos trabajando.

P.- Belloch ha dicho que no dejará la Alcaldía. Pero ¿cómo cree que afectaría la marcha de Belloch a la ciudad de Zaragoza?
R.- La ciudad de Zaragoza es inmortal y tiene 2.000 años de historia a las espaldas y tendrá más por delante. Su marcha, de ser así, afectará en lo mínimo. No es una cuestión de personas, es una cuestión más del proyecto colectivo de la ciudad y del proyecto de cada fuerza política. Los acuerdos de CHA son con fuerzas políticas y no con personas con nombres y apellidos. El acuerdo de gobernabilidad que firmó CHA no lo hizo con Juan Alberto Belloch, sino con el PSOE. Dependiendo de quien sea y el que esté, cuando se produzcan los hechos tomaremos las decisiones que haya que tomar. A día de hoy, el alcalde es Belloch y seguiremos hablando con él. Cuando el PSOE decida cambiar, si es que decide hacerlo, hablaremos con la otra persona. Y si nos ponemos de acuerdo, seguiremos. Y si no, no.