Lugares de paso o joyas arquitectónicas: los pasajes comerciales más bonitos de Zaragoza

Lugares de paso o joyas arquitectónicas: los pasajes comerciales más bonitos de Zaragoza, que surgieron en París a finales del siglo XIX.
El Pasaje del Ciclón se realizó entre los años 1882 y 1883 siendo el primer pasaje residencial y comercial de la ciudad
photo_camera El Pasaje del Ciclón se realizó entre los años 1882 y 1883 siendo el primer pasaje residencial y comercial de la ciudad. Fotos: Laura Trives

Surgieron a finales del siglo XIX en París y pronto se extendieron por el resto de los países de Europa. En aquel momento los pasajes comerciales eran vías completamente cubiertas que albergaban las más selectas boutiques para un público refinado y elegante. Y esa esencia llegó en parte hasta Zaragoza, pues la ciudad cuenta con más de una veintena de pasajes comerciales. Algunos son solo lugares de paso entre dos calles mientras que otros se han convertido en auténticos reclamos turísticos. Hoy hacemos un recorrido por los pasajes (y centros) comerciales más bonito y curiosos de Zaragoza.

PASAJE DEL COMERCIO Y LA INDUSTRIA

Esta galería conocida popularmente como Pasaje del Ciclón se realizó entre los años 1882 y 1883 siendo el primer pasaje residencial y comercial de la ciudad. La influencia de la corriente modernista es muy visible en esta galería decimonónica que se construyó para el disfrute de la pequeña burguesía y las clases altas de la Zaragoza de la época.

La influencia de la corriente modernista es muy visible en esta galería

En su interior se pueden observar columnas rojizas de inspiración neoclásica y techos azulados con grandes lámparas. Es uno de los tres pasajes comerciales de este estilo que quedan en España junto a los pasajes de Valladolid y Albacete. Durante algunas décadas presentó un aspecto desolador hasta que en 2008, año de la Expo, experimentó una ambiciosa renovación. Ahora conviven desde tiendas de recuerdos a encantadoras cafeterías y restaurantes.

PASAJE DE LOS GILES

En el siglo XVI se levantó en este punto el palacio renacentista de los Esteban y, a finales del siglo XIX, la casa pertenecía a los comerciantes y hermanos García Gil, de quienes el pasaje toma la denominación. Se creó en 1898 con fines comerciales y con la intención de comunicar dos patios: el renacentista con el que tiene acceso desde la calle Cuatro de Agosto.

En este pasaje destacan las columnas de fundición que ejecutó Ricardo Magdalena

El patio renacentista conservado se ve entrando por la calle Estébanes, es de planta cuadrada, con columnas toscanas en cada una de las cuatro esquinas, mientras que en la parte superior del patio cuenta con series de arcos de medio punto. Hay que destacar las columnas de fundición que ejecutó Ricardo Magdalena y que quedan más próximas al patio de la calle Cuatro de agosto. Poco antes de la Expo y tras años de abandono, se acometió una reforma integral aunando de esta manera patio histórico con dos patios de viviendas y locales comerciales y oficinas.

PASAJE ARGENSOLA

pasajes comerciales Zaragoza
Este pasaje comercial se encuentra en el paseo de la Independencia

Este pasaje comercial se encuentra en el paseo de la Independencia y abrió al público a finales de 1980 donde anteriormente se ubicaba un teatro. Está cubierto por una techumbre acristalada que permite la entrada de luz natural para iluminar el pasaje y que recuerda a la estética de pasajes parisinos. Este espacio tiene tan solo trece locales y, en estos momentos, se cuentan más las persianas bajadas que las abiertas, entre las que se encuentran una hamburguesería, una oficina de cadena hotelera o un centro de estética.

CENTRO COMERCIAL INDEPENDENCIA (EL CARACOL)

Esta galería comercial se ubica en pleno centro de la ciudad de Zaragoza, en su conjunto, el espacio cuenta con 10.770 metros cuadrados con capacidad para 107 locales destinados a hostelería, estética o videojuegos.

Caracol, uno de los pasajes comerciales Zaragoza
Este espacio cuenta con 10.770 metros cuadrados

Abrió sus puertas en 1984 y hasta finales de los 90 funcionó al 100%. Los cines y los recreativos eran lo más frecuentado por los jóvenes de la época. Los momentos más duros llegaron a partir de los 2000, ya que primero tuvieron que convivir con las reformas del paseo, después con las obras del tranvía y con la creación de nuevos complejos comerciales en la ciudad. En la actualidad sus locales más concurridos son las oficinas de Avanza o la zona de restauración.

Más en ZARAGOZA