La explosión de sabores de Brasería Fire que aspira a ganar el Concurso de Tapas de Zaragoza

Así es Ferrero Chipiado, la propuesta para el Concurso de Tapas de Brasería Fire.
photo_camera Así es Ferrero Chipiado, la propuesta para el Concurso de Tapas de Brasería Fire.

La XXVIII del Concurso de Tapas de Zaragoza dará comienzo mañana, aunque los diferentes participantes ya calientan motores y tienen todo preparado para mostrar sus creaciones a los zaragozanos. Uno de estos locales es el restaurante Brasería Fire (calle Santiago 12) que con su propuesta “Ferrero Chipiado” quieren dejar al público “con la boca abierta” como ya consiguieron hacer en la pasada edición.

El año pasado ya participaron y dieron mucho de qué hablar con una tapa que les hizo lograr el máximo reconocimiento de la edición del concurso de 2022. Se alzaron ganadores gracias a Magañico, una tapa elaborada con trampantojo de helado de magnum temptation caliente de Ternasco de Aragón IGP, con envoltura de gelatina sacada de la reducción de su cocinado. Con una presentación que recordaba a la de los míticos helados, se ganó el paladar de un jurado que convirtieron al chef Adrián García en máximo ganador.

ASÍ ES FERRERO CHIPIADO

Este año, tienen una nueva oportunidad para alzarse ganadores y lo hacen con una tapa que pasa de todo menos desapercibida. A los ojos de la gente, puede parecer un bombón dorado pero nada que ver con todo lo que esconde en su interior. “Lo que hemos querido hacer es como el año pasado que hicimos el Magañico y hemos querido darle una vuelta. Lo que hemos usado es cuello de ternasco de Aragón, un chile mexicano clásico y lo que hemos querido es que sea una bomba en la boca que te vengan muchos sabores”, explicaba su creador.

Para acompañar a su tapa no querían “que fuese lo típico comuna copa de vino”, sino que la gente puede absorber esa nube hecha del propio vino moscatel. Aunque es una tapa pequeña, su elaboración es compleja y tal y como explicaba Adrián García, se tarda entre un día y medio y dos días en sacarlas. “Es mucha elaboración al principio pero muy rápida en sacarla”, continuaba García quien este año vuelve a ir a por todas con el objetivo puesto en ganar de nuevo el concurso y volver a Madrid Fusión.