La calle Azoque reabre al tráfico tras el susto por un desprendimiento

La calle Azoque, cortada al tránsito por la Policía Local
photo_camera La calle Azoque, cortada al tránsito por la Policía Local

La calle Azoque vuelve a ser transitable al tráfico y a los peatones después de que los Bomberos de Zaragoza desalojaran ayer un edificio, a la altura del número 58, por venirse abajo un pilar y un muro de carga del inmueble colindante. Éste se encuentra en obras y parcialmente derruido para construir una nueva promoción de viviendas.

Fuentes municipales destacaron que no ha habido graves afecciones y el vecino desalojado ha podido volver a su vivienda.

Las obras de excavación en el solar del número 60 de la calle Azoque, donde se está levantando un edificio, derribaron un pilar afectando al muro lateral del edificio de viviendas colindante número 58, que actualmente está desocupado por lo que no ha sido necesario desalojar a ningún residente del mismo.

Por precaución y mientras realizaban la inspección del inmueble, los Bomberos desalojaron al único vecino que en ese momento se encontraba en el portal número 62 de la misma calle, ubicado al otro lado del solar.

En este edificio, residen vecinos en tres viviendas, entre ellos el desalojado, que pudieron entrar a sus casas con normalidad en torno a las 20. 00 horas de ayer lunes una vez inspeccionada la zona.