La Alianza por la Emergencia Climática pide preparar Zaragoza para fenómenos meteorológicos extremos

Mayte Pérez ha hecho un llamamiento a "reflexionar" junto al Ayuntamiento sobre la seguridad del Colegio María Zambrano
photo_camera Vista de la Z-30 tras la inundación de julio

La Alianza por la Emergencia Climática en Aragón ha solicitado al Ayuntamiento de Zaragoza la convocatoria urgente de la Comisión de Cambio Climático del Consejo Sectorial de Medio Ambiente que no se reúne desde 2015. Además, ha reclamado la necesidad de preparar a la ciudad para los fenómenos meteorológicos extremos que la crisis climática está ya provocando.

En una reunión con representantes del Consistorio se ha subrayado que la ciudad de Zaragoza ha sido seleccionada, junto con otras 9 ciudades europeas para el proyecto Mision Label, un sello de la Unión Europea muy importante. Dentro de él se reconocen los planes de las ciudades para lograr la neutralidad climática de aquí a 2030.

Los colectivos que conforman la Alianza consideran que este reconocimiento sitúa a Zaragoza "ante una oportunidad única a la vez que una responsabilidad ilusionante". En esta reunión, en la que se encontraban representantes ecologistas, educadores, así como el presidente de la Federación de Barrios y el de la Unión Cesaraugusta, han mostrado a la concejal su disposición a colaborar en dicho objetivo, en consonancia con el ODS 17 que prioriza las alianzas para lograr transiciones sostenibles.

Las demandas propuestas por los representantes de la Alianza quedan recogidas en un documento base que ha sido entregado al Consistorio. Entre sus puntos destacan la necesidad de programar la convocatoria urgente de la Comisión de Cambio Climático del Consejo Sectorial de Medio Ambiente, que no se reúne desde 2015.

Esa reunión, aseguran en un comunicado, serviría para que el Ayuntamiento de Zaragoza informase de las acciones de transición que ha puesto y tiene previsto poner en marcha de forma progresiva hasta el año 2030.

También sería el primer encuentro para concretar un plan de acción que prepare a la ciudad ante los posibles fenómenos meteorológicos extremos que la crisis climática está ya provocando como sequías, calores, inundaciones, etc.

La Alianza ha informado a la representante municipal que se está realizando un trabajo con el conjunto de asociaciones vecinales de los barrios para identificar los espacios que habría que naturalizar, así como aquellos que deberían convertirse en refugios climáticos para afrontar las próximas olas de calor o de días continuados de bajas temperaturas.

En sentido parecido le han planteado la importancia de climatización de los centros escolares; también se ha hablado de la necesidad de ir progresando en la rehabilitación de las viviendas con ayudas económicas, en especial de los barrios más envejecidos y en donde se concentran los sectores más vulnerables. El colectivo concluye señalando que todo ello requeriría que en el presupuesto de 2024 figurara una partida económica para atender estas necesidades.