El inicio de la demolición del Gol Sur de La Romareda coincidirá con el comienzo de Liga

Según el calendario de los pliegos, la demolición del Gol Sur se iniciaría en la semana 6 de esta primera fase, a contar desde el 8 de julio
romareda-gol-sur
photo_camera El comienzo del derribo de Gol Sur será una de las imágenes que seguro quedarán en la retina de los aficionados zaragocistas

Uno de los primeros pasos más icónicos dentro de la construcción de la Nueva Romareda, como es el inicio del derribo del graderío de Gol Sur, no se iniciaría hasta la segunda quincena de agosto, coincidiendo con las fechas en las que, previsiblemente, comenzará la Liga 2024/2025. Así se desprende de los pliegos que recogen el calendario de hitos durante las 24 semanas que durará la Fase 1A del proyecto, a contar desde el 8 de julio, fecha en la que, si todo sigue su curso adecuado, arrancaría todo el proceso.

Esta Fase 1A, que sale a licitación por un corte de cinco millones de euros, IVA incluido, contempla las obras de demolición de los edificios ubicados junto a La Romareda, conocidos como el Cubo y la antigua Gerencia de Urbanismo y, la Grada Sur del actual estadio de fútbol, así como los trabajos de cimentación y estructura de sótano bajo la nueva grada sur.

Según los pliegos de licitación, realizada de forma urgente ante la celeridad de las obras, las empresas tendrán de plazo hasta el 10 de abril para presentar su oferta, día en el que se abrirá el primer sobre con las cuestiones administrativas. Posteriormente, el día 18 se estudiarán las cuestiones técnicas y el 26 de abril se conocerán las ofertas económicas. De esta forma, está previsto que la demolición quede aprobada y adjudicada a lo largo del mes de mayo.

Con ello, el 8 de julio -dos días después del famoso concierto de Bunbury- se firmaría el acta de replanteo, con lo que se dará inicio a todos los trabajos. Esa misma semana, la adjudicataria debe entregar el plan de desamiantado para obtener el informe favorable al desmontaje, así como los planes de seguridad y salud, de control de calidad y de gestión ambiental. Mientras, podrían comenzar los derribos del edificio de Urbanismo y El Cubo.

Siguiendo el calendario de hitos, que siempre son orientativos, no sería hasta la semana 6 -en torno a mitad de agosto o ya entrada la segunda quincena- cuando comenzarían los trabajos de demolición del graderío de Gol Sur, una vez esté retirada la cubierta. Esta es una de las imágenes que quedarán en la retina de los aficionados zaragocistas, cuando vean las grúas y las máquinas de demolición convertir su mítico estadio en pedazos.

LA APERTURA DE LOS ACCESOS DE EDUARDO IBARRA, UN ASPECTO “CRÍTICO”

El tercer paso dentro del calendario será la finalización del derribo del edificio de Urbanismo, un aspecto que los propios pliegos definen como “crítico”, ya que el cumplimiento de los plazos permitirá el acceso del público al graderío Oeste del estadio -el de Eduardo Ibarra- en el comienzo de la competición. Siguiendo el cronograma, estos accesos deberán estar abiertos en la semana 8, contando desde ese 8 de julio, por lo que se iría a final de agosto o principios de septiembre para poder acceder a la Grada Oeste.

Tal estado “crítico” es este hito que los propios pliegos contemplan una importante penalización para el adjudicatario si incumple estos plazos de apertura de esta zona, así como una bonificación si, en su oferta, acorta este plazo. Esta situación incluso podrían provocar que el Real Zaragoza tuviera que pedir jugar como visitante durante las 3 primeras jornadas de Liga, algo típico en los clubes que realizan obras en sus estadios, como ya pidió la S. D. Huesca en la temporada 2017/2018 o el Real Madrid en la 2022/2023.

Posteriormente, en la semana 14 -en torno a la segunda quincena de octubre-, se iniciarían las excavaciones en el Gol Sur, con el objetivo de que todos estos trabajos estén finalizados seis meses después de su comienzo, a principios de enero.

PODEMOS ALERTA DE “GRAVES INCUMPLIMIENTOS LEGALES” EN LA LICITACIÓN

Por otro lado, Podemos ha alertado de “graves incumplimientos legales” en el proceso de licitación de estas demoliciones, después de que la sociedad La Nueva Romareda no haya publicado el pliego técnico “tal y como exige la Ley de Contratos del Sector Público”. En su lugar, ha subido una nota donde señala que las empresas interesadas pueden recabar información dirigiéndose a un correo electrónico, lo que “supone el incumplimiento de los requisitos esenciales que establece la Ley de Contratos Públicos”.

En palabras de la formación morada, “sospechamos que la no publicación de un documento tan importante como este”, en el que se establecen las pautas técnicas que deben llevarse a cabo en el proceso de demolición y las condiciones sociales y ambientales, “se debe al posible intento de controlar por parte del PP de las empresas que puedan participar en la licitación con el riesgo real de manipular la adjudicación hacia una empresa concreta”.