Homenaje al Ángel de Budapest: “La heroicidad de mi padre se gestó en Zaragoza”

El diplomático aragonés Ángel Sanz Briz salvó más de 5.000 vidas en Budapest durante la invasión nazi de Hungría
Angel-de-Budapest3
photo_camera Homenaje al Ángel de Budapest en el cementerio de Torrero

El diplomático aragonés Ángel Sanz Briz salvó más de 5.000 vidas en Budapest durante la invasión nazi de Hungría. Hoy, con motivo del Día en Memoria de las Víctimas del Holocausto, el Ayuntamiento de Zaragoza ha rendido un emotivo homenaje a su figura en el Cementerio de Torrero.

De esta forma, cumpliendo con la tradición del Cementerio de Torrero se ha procedido a la plantación de un árbol arce y una ofrenda floral para poner en valor la figura del diplomático zaragozano.

El acto de recuerdo ha tenido lugar en la plaza que hace varios años se creó en el camposanto de la ciudad en memoria de Sanz Briz, nacido en Zaragoza en 1910 y nombrado en 1966 “Justo entre las Naciones” por su trayectoria y su aportación a la humanidad salvando miles de vidas durante el Holocausto judío en Budapest.

“Todo esto en el fondo empezó aquí porque mi padre nació aquí y se educó aquí. Sus valores y su manera de ser se formaron aquí. Bien podemos sacar pecho los zaragozanos porque lo que fue en su vida todo se gestó en Zaragoza”, ha subrayado su hija Ángela Sanz Briz.

Después de su fructífera carrera diplomática, en 1980, fallecía a los 69 años de edad en Roma, siendo Embajador de España ante la Santa Sede bajo el papado de Juan Pablo II. Sus restos descansan desde entonces en el Cementerio de Torrero.

Junto a Chueca han estado presentes, el consejero de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano; una de las hijas del diplomático, Ángela Sanz-Briz, en representación de la familia; así como distintos representantes de las confesiones religiosas y de los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza.

La celebración se hace coincidir con la proximidad del 27 de enero, fecha en el que precisamente se conmemora la liberación en 1945 del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau, y que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó oficialmente como Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

LIBERADOR DE MÁS DE 5.000 JUDÍOS

Ángel Sanz Briz, en 1944, fue nombrado responsable de la Embajada de España en Hungría poco después de la invasión del país por Hitler. A partir de ahí, se convertiría en el liberador de más de 5.000 judíos tras comprobar los asesinatos sumarios y deportaciones masivas que estaba realizando el gobierno nazi.

El llamado “Ángel de Budapest” consiguió salvar al mayor número de judíos expidiendo pasaportes españoles a sefardíes húngaros, alegando una ley derogada. Actuó en nombre de España sin el permiso de su Gobierno poniendo en serio peligro su carrera diplomática.

El Ayuntamiento de Zaragoza inauguró en 2022 un nuevo espacio ajardinado en el Cementerio de Torrero en memoria del diplomático aragonés. El diseño, realizado por Fundación Rey Ardid de la mano de la Unidad Técnica de Difusión Sociocultural de Cementerios de Zaragoza, se creó como un espacio abierto a la reflexión, al reposo, al descanso, donde los detalles florales y el arbolado cobran protagonismo. Así, la parcela se cubrió con grava decorativa blanca a excepción de la zona de reposo donde se colocó grava decorativa negra y un camino de acceso hecho con losas de piedra.

En el entorno se plantaron unos arbustos que servirán de unión entre los árboles existentes en la parcela y un seto bajo con forma de Estrella de David que acoge en su interior el Árbol de la Vida. Allí se colocaron en 2022 las cenizas de Ángel Sanz Briz, en una ceremonia íntima y familiar.

Los restos del diplomático se exhumaron de la capilla familiar, se incineraron y la urna fue colocada en el nuevo espacio. Es ahí donde se celebra desde entonces este homenaje a la valentía y humanidad de este “Justo entre las Naciones”, que también ostenta el título de “Hijo predilecto de Zaragoza”.