El Gobierno de Zaragoza desbloquea la instalación del parking subterráneo en el Parque Bruil

El parking del Parque Bruil toma impulso. Tras cuatro años de retraso, el Gobierno de Zaragoza ha desbloqueado este viernes la instalación de este estacionamiento subterráneo. Tendrá 175 plazas e irá ubicado en la planta sótano de la Escuela Infantil de la zona. La adjudicación a una empresa se hará antes de finales de año.

Zaragoza.- El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este viernes el pliego de condiciones para la licitación pública de la venta del local municipal ubicado en la planta sótano de la Escuela Infantil del Parque Bruil, para acondicionarlo como estacionamiento privado.

Las instalaciones tienen 175 plazas y la adjudicación a una empresa privada se hará antes de finales de año. Las compañías interesadas podrán presentarse hasta el 7 de diciembre.

El portavoz del Gobierno de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha destacado que es un equipamiento muy demandado entre los vecinos de la zona por la falta de plazas para aparcar y ha subrayado que las empresas, como condición, tendrán que urbanizar una pequeña plaza en su superficie.

Para la puesta en marcha de este parking se han llevado cabo dos modificaciones de Plan General, una en 2011 y otra en 2016. El objeto de estos cambios era ampliar las posibilidades de creación de nuevos estacionamientos públicos y mejorar las determinaciones aprobadas diez años antes.

Los Pliegos Económico Administrativos y Técnicos aprobados hoy por el Gobierno determinan que el local objeto de enajenación en el sótano de la Escuela Infantil del Parque Bruil tiene una superficie útil de 4.678 metros cuadrados y una superficie construida total de 4.980 metros cuadrados, a lo que se adiciona un pequeño local de 65,46 m2, donde se prevé la ubicación de unas 175 plazas de aparcamiento.

El precio de licitación asciende a 1.384.837 euros más IVA mejorable al alza. Los licitadores podrán presentar ofertas hasta las 13.00 horas del próximo día 7 de diciembre de 2016, que además de la oferta económica, contendrán una memoria descriptiva de las obras a ejecutar, con la obligación de urbanizar el espacio libre público existente en superficie, hasta un montante económico mínimo de 250.000 euros, más IVA.

Para la adjudicación del contrato se atenderá a criterios objetivos, como son el precio (70 puntos) y el plazo de ejecución de las obras (15 puntos), y a criterios subjetivos, como son el diseño y calidad de las soluciones aportadas (15 puntos). El objetivo municipal es que la adjudicación del contrato pueda llevarse a cabo antes de que finalice este año 2016.