La futura Ley de Capitalidad de Zaragoza vuelve a atascarse

La reunión sobre Ley de Capitalidad en Ayuntamiento de Zaragoza ha terminado sin avances y sin ningún acuerdo. Los grupos municipales han roto el consenso en temas básicos de la negociación en cuestiones técnicas y de financiación. PP, Ciudadanos Y CHA han acusado al edil de Economía, Fernando Rivarés, de "mentir" y negociar sin ellos.

Zaragoza.- La nueva reunión sobre la Ley de Capitalidad en el Ayuntamiento de Zaragoza ha concluido este jueves sin avances y sin ningún acuerdo. Los grupos municipales han roto el consenso en temas básicos de la negociación en cuestiones técnicas y de financiación. PP, Ciudadanos Y CHA han acusado al edil de Economía, Fernando Rivarés, de "mentir" y de negociar a sus espaldas. 

Por su parte, Rivarés ha respondido que todo se ha hecho de forma transparente, ha negado las acusaciones y ha pedido al Gobierno de Aragón que les haga una propuesta oficial de financiación. 

Estos grupos municipales han reprochado a Rivarés que haya negociado unilateralmente y haya introducido en la negociación de la Ley de Capitalidad aspectos como la liquidación de la deuda de la DGA con el Consistorio y que el Ayuntamiento quiera entrar con un puesto de asesor en la Corporación de Radio Televisión Aragonesa. 

El portavoz del PP, Jorge Azcón, ha apuntado que Rivarés no dice la verdad y "miente" cuando dice que no había habido reuniones ni financiación. "La mano derecha del alcalde condicionaba la Ley de Capitalidad al pago de las deudas, la presencia del Ayuntamiento de Zaragoza a la televisión aragonesa", ha apuntado enseñando un correo electrónico que les han mostrado hoy en la reunión.

El concejal del Partido Socialista, Javier Trívez, coincide también en que ha habido falta de transparencia, pero ha pedido que se reconduzca todo por la importancia que tiene esta ley para la ciudad. Además, ha destacado que hay casi acuerdo en cuestiones técnicas.

Por su parte, el responsable de Economía, Fernando Rivarés, ha negado que haya negociaciones unilaterales y ha apuntado que los grupos tienen toda la información en carpetas. Rivarés ha vuelto a pedir al Gobierno de Aragón que haya una propuesta oficial de financiación.

La portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, también se ha quejado de negociaciones a las espaldas, ha pedido al consejero Rivarés que haya ya un compromiso. "Le daremos un voto de confianza porque la capitalidad es bien relevante para la ciudad, pero no es un cheque en blanco ni les consentiremos más actos de fe", ha señalado. 

Según el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, las principales conclusiones que extrae de la reunión son las de "decepción" y "engaño". "Se ha vulnerado el principio que acordaron los grupos porque el gobierno está negociando e introduciendo elementos de forma unilateral como las deudas pendientes con el tranvía, que podrían dificultar más que facilitar el acuerdo", ha señalado.

La futura Ley de Capitalidad tiene como principal objetivo abordar el dinero que el Gobierno de Aragón debería de pagar a la ciudad para que ésta pueda garantizar la prestación adecuada de los servicios municipales y el desarrollo económico y social del municipio por su importancia en la economía provincial de la Comunidad y por su alta población.