Las empresas OHL y Deltapunt 3.000, elegidas para los primeros derribos de La Romareda

La reducción de los plazos iniciales ha jugado un aspecto clave en la negociación, ya que estas empresas aseguran poder realizar los trabajos en 21 semanas, tres menos de las previstas
Entrenamiento en La Romareda del Real Zaragoza
photo_camera La oferta también recoge una notable reducción del coste, que será finalmente de 3,1 millones de euros, un millón menos del previsto inicialmente

El Consejo de Administración de La Nueva Romareda ha aprobado este martes la adjudicación de los primeros derribos a la UTE formada por OHL y Deltapunt 3.000. Ambas partían como favoritas tras la apertura de los sobres con las ofertas técnica y económica, y se encargarán de demoler la antigua Gerencia de Urbanismo, del edificio “El Cubo” y del graderío sur del actual estadio, así como la cimentación y contención de tierras del sótano Gol Sur.

La reducción de los plazos iniciales, de 24 semanas, ha jugado un aspecto clave en la negociación, ya que estas empresas aseguran poder realizar los trabajos en 21. Mientras, la UTE Acciona – Mariano López Navarro (MLN), la otra favorita, sólo conseguiría reducir los plazos en una semana. FCC y Hercal, terceras en discordia, recortarían dos semanas a los tiempos iniciales.

No en vano, el cumplimiento y reducción de los plazos es un elemento sustancial en valoración de las ofertas, dada la importancia del calendario en una obra que avanzará contrarreloj, más allá de que finalmente se adopte por la instalación de un estadio modular en el Parking Norte. De hecho, la licitación marca como “crítico” que la zona del edificio de Urbanismo esté totalmente despejada en la semana 8 para que el público no tenga problemas en acceder a la Tribuna Preferencia en el primer partido que se dispute en La Romareda.

Asimismo, la oferta también recoge una notable reducción del coste, que será finalmente de 3,1 millones de euros, un millón menos del previsto inicialmente. Todas las ofertas coincidían prácticamente en el precio de los trabajos, ya que únicamente 3.000 euros separaban a las dos favoritas, OHL-Deltapoint y Acciona-MLN.

De esta forma, el Consejo de Administración de La Nueva Romareda ha requerido a esta UTE la presentación de la documentación acreditativa de los requisitos exigidos por el pliego. Si todo continúa según lo previsto, los trabajos comenzarían el 8 de julio, tras el concierto de Bunbury, que supondrá el adiós a la vetusta Romareda tal y como se le conoce.