El transporte público de Zaragoza recupera pasajeros y se acerca a cifras prepandemia

Autobuses de Avanza
photo_camera Autobuses de Avanza

Los usos del transporte público urbano en Zaragoza continúan recuperándose tras la grave crisis motivada por la pandemia del Covid, que supuso una caída drástica en el número de desplazamientos a partir del confinamiento en 2020.

A lo largo de 2023, y todavía con datos provisionales (faltan por ajustar completamente las cifras de diciembre) se han alcanzado 115.802.190 validaciones, lo que supone un 18% más que en 2022, cuando se registraron 98.170.694.

En el autobús urbano se hicieron 87.257.026 viajes (frente a 73.813.931 en 2022), y en el tranvía 28.545.164 (24.356.763 en 2022).

Para el concejal delegado de Movilidad, José Miguel Rodrigo, “son datos muy esperanzadores que justifican, además, el importante esfuerzo que las administraciones públicas estamos realizando para bonificar y hacer mucho más asequibles los desplazamientos en transporte público”.

Rodrigo confía en que “el año 2024 sea el de la recuperación completa, con el objetivo de acercarnos lo más posible a los 124 millones de usuarios que se alcanzaron en 2019, el año previo a la pandemia”.

En cuanto a las líneas de bus urbano con más usos, el “ranking” está encabezado por la 24, con 7.596.091 viajeros, seguida por la 33, que alcanzó 6.363.304 usos.

En la tercera posición, la línea 35 “adelanta” a la 39, con 5.435.916 viajeros. La 39, en cuarto lugar este año, se queda en 5.288.399 usos. Completan el “top ten” las líneas 21, 23, 32, 42, Ci2 y 34.

Como es habitual, y sólo a modo de curiosidad, las líneas con menos usos son la 58 (71.146), 56 (82.926), 57 (115.780), que hacen labores de lanzadera con el tranvía en Fuente de la Junquera, Valdespartera y Casablanca, respectivamente.

UN NOTABLE EN LAS ENCUESTAS DE SATISFACCIÓN DE USUARIOS

El último estudio realizado por Avanza sobre la calidad percibida por los usuarios da una nota media de 7,46 sobre 10, mejorando la obtenida en 2022 (7,22).

Entre los aspectos mejor valorados figuran la accesibilidad (8,18), la atención al cliente (8,15), la seguridad (7,93) o el impacto ambiental (7,88). Los usuarios son más críticos con la información que se ofrece en caso de desvíos de rutas y cambios en paradas (6,1), el cumplimiento de las frecuencias (6,9) y el estado de la flota (7,22).

Por su parte, la encuesta de satisfacción de usuarios del tranvía del 2023, que se dio a conocer este verano, puntuó este servicio con 8,33 sobre 10, que, junto con la correspondiente al año 2020 (8,34), es la mejor nota de su serie histórica desde 2013.

Entre los aspectos más destacados en el alto nivel de satisfacción, figuran el medioambiente (8,68), la información en paradas (8,60), la seguridad ante agresiones y robos (8,42), la puntualidad y regularidad (8,41) o la accesibilidad a andenes y vehículos (8,34).