El Rosario de Cristal llenará de devoción Zaragoza con toque de campanas y nueva iluminación

Rosario de Cristal
photo_camera El Rosario de Cristal saldrá el día 13 de octubre

La primera vez que recorrió las calles de Zaragoza fue en 1890 y desde entonces el Rosario de Cristal ilumina cada 13 de octubre la ciudad en una tradición llena de emoción y fervor. Con más de 250 faroles de luces LED (se cambiaron el año pasado por eso de la eficiencia energética) y un total de 15 carrozas monumentales como el templo del Pilar o el barco de La Hispanidad, este viernes saldrá un año más de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús donde hoy se han presentado las novedades de la procesión.

Una de las más vistosas es la nueva iluminación led del Farol de la Santa y Angélica Capilla, el más antiguo del Rosario de Cristal diseñado en 1823. A este cambio se suma también el de los cinco Misterios Gozosos, diseñados por Ricardo Magdalena en 1890, que hoy brillaban con fuerza en el interior de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús esperando su salida este viernes. La iglesia, que alberga el Museo de los Faroles y Rosario de Cristal, lleva cerrada desde el pasado 1 de octubre con los organizadores trabajando a destajo para preparar los faroles y carrozas monumentales.

Aunque la salida oficial es a las 19.00, dos horas antes las asociaciones Campaneros de Puçol y Campanero de Ariño tocarán las campanas con el toque de llamada a Rosario. Serán un total de 190 grupos los que participarán en la procesión y a nivel organizativo, otra de las novedades de este año es que se retrasará el llamamiento de los grupos con el fin de evitar las masificaciones de otras ediciones, sobre todo en la calle Verónica. "El año pasado hicimos un seguimiento y advertimos que algún que otro grupo se quejaba porque les habíamos citado a las 20.00 y quizás acababan saliendo a las 20.30. Entonces valoramos retrasar la convocatoria a los grupos para evitar así tanta aglomeración", ha explicado el responsable de la organización del Rosario de Cristal, Domingo Figueras.

Y es que, dadas las buenas previsiones meteorológicas, que cae en viernes y que "la devoción crece", según ha explicado el deán del Cabildo Metropolitano, Joaquín Aguilar, se espera una "afluencia de público masiva" este año. Hay seis grupos nuevos que se estrenarán en el Rosario: la Cofradía de la Virgen del Rosario de Marracos, la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz y Parroquia de Santa Gema de Zaragoza, la Cofradía Virgen de los Milagros de Agreda, el Grupo Indumentaria Aragonesa "Aragón se Viste", la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Illueca y la Representación del Grupo de Danza de Cheste.

Para la totalidad de grupos y en vistas de facilitar la organización, se han instalado diferentes puntos de información con seis voluntarios en la calle Pedro Joaquín Soler con Verónica, la calle Verónica 12 y 18, la plaza José Sinués y la calle San Andrés. "Hay grupos que vienen de ciudades como Valencia, Extremadura… De esta manera, el Rosario se convierte en algo de toda España en Zaragoza", ha comentado Figueras.

El Rosario de Cristal recorrerá la plaza de San Pedro Nolasco y pasará por la calle Santo Dominguito de Val, San Vicente de Paúl, Coso, Plaza España, Coso, Alfonso I, Plaza del Pilar, Don Jaime I, plaza de La Seo, Sepulcro, Plaza de San Bruno, Sepulcro, San Vicente de Paúl, San Lorenzo, San Jorge y finalizará en Pedro Joaquín Soler. Quizás, uno de los momentos más emotivos que se viven cada año es cuando la procesión del Rosario de Cristal entra en la plaza del Pilar y los faroles iluminan los claveles, rosas y gladiolos que cubren el manto de la Virgen.

NUEVAS RESTAURACIONES

El Rosario de Cristal es una de las tradiciones que más fervor y emoción despiertan en Zaragoza y lleva desde 1890 saliendo por la ciudad. Eso ha hecho que algunos de los faros y carrozas monumentales presenten desperfectos con el paso del tiempo y tengan que ser restauradas. Por ello, desde la organización, han adelantado que en cuanto pase esta edición del Rosario se pondrán a trabajar en la restauración del Farol de la Hispanidad y del Templo del Pilar, dos de los que más aplausos y admiración arrancan en cada procesión.

En ambos se realizarán una restauración completa de luces, chasis y estructura de ambos faroles. "Todavía tenían chasis de madera y era necesario una restauración sobre todo viendo las calles empedradas de Zaragoza y los daños que habían sufrido a lo largo del tiempo", explicaba el organizador. Para ello, ha comentado, se estudiarán diferentes tipos de financiación y han abierto una cuenta para que toda la ciudadanía pueda aportar al mantenimiento general del Rosario de Cristal.