El PSOE culpa a Azcón y Chueca de la paralización de la nueva Romareda

Recreación de cómo sería la nueva Romareda
photo_camera El Real Zaragoza ha desistido de presentarse al concurso de reforma del estadio

“Aquí solo hay un culpable, que es el que ha llevado este barco a la deriva. Se llama Azcón y la señora Chueca”. Así ha responsabilizado directamente el PSOE de Zaragoza al actual presidente de Aragón y a la alcaldesa de Zaragoza de la nueva paralización del proyecto de la Romareda, ante el hecho de que el Real Zaragoza ha desistido de presentarse al concurso de reforma del estadio. “Mañana se acaba el plazo de presentación de los proyectos y mañana quedará desierto”, ha afirmado la portavoz socialista municipal, Lola Ranera.

“Tienen que asumir responsabilidades”, ha defendido Ranera, instando a la actual alcaldesa y al exalcalde Azcón a explicar a los zaragocistas porque “la ciudad no tiene campo de futbol nuevo y esta perdiendo opciones para ser sede del mundial de 2030”. “Es la constatación de un fracaso definitivo”, ha sentenciado la socialista.

Asimismo ha calificado de “diabólica” y “partidista” la manera en la que se ha gestionado el proyecto: “El eje central de la campaña de Azcón fue el campo de fútbol dejando fuera a todos los partidos políticos”. Según el PSOE, “el gobierno va a tener que responder, porque ha generado expectativas a los zaragozanos”.

Al mismo tiempo, Ranera ha asegurado que el PSOE ha puesto siempre primero a los zaragocistas a la hora de plantear la reforma del estadio. Por eso “nunca” han judicializado el tema “por el bien de la ciudad”. Incluso, “asumiendo” una responsabilidad “por encima” del modelo que ellos planteaban para el proyecto.