El Pleno de Zaragoza pide a Lambán que “deje de boicotear” la nueva Romareda

La Romareda
photo_camera La Romareda ha vuelto a protagonizar el debate en el Pleno

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha pedido al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, que “deje de boicotear” proyectos municipales como la construcción del nuevo campo de fútbol de la ciudad. La moción, presentada de urgencia de forma conjunta por Partido Popular y Ciudadanos ha salido adelante con la mayoría plenaria que les da el voto de Vox.

Los grupos municipales de PSOE, Zaragoza en Común y Podemos han votado en contra y han pedido al equipo de gobierno que “cumpla con la legalidad” a la hora de hacer modificaciones del plan urbanístico.

El concejal socialista, Horacio Royo, ha asegurado que desde el Gobierno de Aragón se le hicieron hasta once requerimientos al Ayuntamiento. “Cumpla con la legalidad, deje de hacer el fariseo y cumpla para salvar que Zaragoza tenga un estadio porque de lo contrario usted va a ser el único responsable”, ha sostenido.

El portavoz de Zaragoza en Común, Pedro Santisteve, anuncia que ellos también han presentado alegaciones a la Operación Romareda, ha subrayado que el nuevo estadio no está ni entre las cinco primeras prioridades de la ciudad y ha pedido a Serrano “menos lloros porque esto forma parte de su fracaso por esa ausencia total de voluntad política de alcanzar consensos”.

El portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, ha acusado a PP-Cs de querer correr más de la cuenta con el estadio por interés electoral. “Ustedes solo buscan una infografía en la portada de un periódico y para eso son capaces de saltarse la legalidad y licitar un proyecto que no cumpla los requisitos de la FIFA que pueden cambiar porque están corriendo más de la cuenta”, ha apuntado.

AZCÓN ASEGURA QUE "EL ROJERÍO LOCAL NO QUIERE AL EQUIPO BLANQUIAZUL"

La moción de Partido Popular-Ciudadanos también rechaza las” amenazas” del consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, de judicializar la modificación del Plan General de Ordenación Urbana impulsada por el Pleno.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado que ya no hay dudas de que el PSOE y toda la izquierda que le acompaña no quiere un campo de fútbol porque vé que les perjudica electoralmente. “Lo que está pasando es que el rojerío local no quiere al equipo blanquiazul y esa es la realidad, no se pongan nerviosos”, ha subrayado.

El responsable de Urbanismo, Víctor Serrano ha considerado esta cuestión como un “ataque sin precedentes” a la autonomía municipal.