El barrio de Las Fuentes verá transformada la calle Belchite con prioridad peatonal en tres meses

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, visita las obras de la calle Belchite
photo_camera La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, visita las obras de la calle Belchite

Las obras de la reforma integral de la calle de Belchite, en el zaragozano barrio de Las Fuentes, encaran la recta final y la transformación será una realidad en tres meses. La nueva vía tendrá prioridad para el peatón en sus mas de 1.900 metros cuadrados de calle renovada.

Tras una inversión de casi 600.000 euros, la calle Belchite se verá totalmente transformada con un recorrido más sinuoso para reducir el tráfico rodado, mejorar la accesibilidad y apostar por el arbolado y la mejora de la escena urbana.

Para ello se ha trabajado en el tramo comprendido entre Miguel Servet y Camino de Fillas, que pasará a ser un espacio mucho más amable para sus vecinos con aceras más amplias.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, ha comprobado in situ el estado de las obras y ha subrayado la gestión de su equipo de gobierno en el renovado de calles. “Seguimos avanzando con paso firme hacia esa renovación de calles y transformación de la escena urbana para que Zaragoza sea una ciudad de siglo XXI para poder compensar la deuda de tantos años en las que estuvieron a cero las reformas de nuestras calles con 16 años de gobiernos de izquierdas”, ha sostenido.

Los trabajos en la calle Belchite ya han finalizado la fase de ejecución y renovación de servicios en el subsuelo y pronto comenzará la urbanización exterior que dará como resultado la regeneración del espacio público.

La calzada tendrá además un trazado ligeramente sinuoso para obligar a los vehículos a circular a menor velocidad, tal y como se ha ejecutado en otras reformas como la calle Predicadores o Félix Latassa.

También se colocará señalización podotáctil a lo largo de toda la vía y en los cruces para ayudar a las personas con dificultades de visión a orientarse.

El nuevo diseño no sólo ayudará a mejorar la seguridad de los peatones y garantizará la accesibilidad sino que dotará también a la calle de mayor calidad ambiental. Para ello se plantarán árboles de porte medio en una calle que ahora no tiene ningún elemento vegetal. Se proyecta una nueva jardinería y arbolado, del que no dispone la calle actualmente, con red de riego y mobiliario urbano para mejorar la escena urbana.

Además, Chueca ha anunciado que en breve se presentará el proyecto para la reforma integral de la calle de Gil Morlanes, en el barrio de San José, que durará seis meses. Y ha recordado que el año que viene arrancarán las obras de la segunda fase de la avenida de Navarra.